Sunday 3 de March de 2024
Perfil

Tu autoestima, tu principal enemiga

PODCASTS | Por Paula Cabalén | 03 de February 15:00

Todas las personas tienen necesidades, de distinta índole, y buscan cubrirlas ya sea para generar más bienestar o para evitar dolor.

Cuando hay alguna necesidad no satisfecha eso genera malestar, y eso conlleva a actuar en consecuencia (tengo sueño, entonces duermo, tengo hambre, entonces como).

¿Por qué una persona se autosabotea?

Las personas se sabotean por miedo a sus propios pensamientos y a su juicio de valor acerca de las cosas. 


¿Cómo darte cuenta?

Identificando al saboteador interno, para esto es necesario analizar los diálogos internos y comenzar a trabajar en ello. 

Cuando tu diálogo interno tiende a ser de carácter derrotista, es decir, capaz de hacerte poner excusas para no hacer algo que puede ser positivo para tu vida, viniendo acompañado de pensamientos negativos, tales como: “no valgo nada”, “ella lo hace mejor que yo, entonces mejor ni lo intento”, “no puedo”, etc… Reconocer estas trampas mentales y ponerlas en tela de juicio nos ayuda a buscar las estrategias para poder superarlas.


¿Cómo dejar de auto sabotearnos?

Dejando de ser nuestros propios enemigos. 

Hoy te dejaré una lista de acciones que pueden ayudarte a comenzar a trabajar con este diálogo que en última instancia, te ayudará a crecer como persona o salir de la zona conocida.

Algunas recomendaciones que podrían ayudarte:

  1. Inicia el día dando gracias por ser quién eres, primero siempre acepta en donde estás.

  2. Pregúntate: ¿Cómo me siento hoy? ¿Cómo me quiero sentir?

  3. Ten hábitos diarios saludables tales como: salir a caminar, meditar, hacer respiraciones conscientes, hacer ejercicio, sacar a pasear a tu mascota y dar un paseo, observar la naturaleza. Todo esto te pondrá en contacto contigo y te hará sentir mejor.

  4. Ten claridad de tus metas en el día y en la vida (de mediano y largo plazo), a donde quieres ir, qué vas a hacer hoy por pequeño que sea que te acerque a lograr algo.

  5. Observa qué piensas y cómo piensas, al detectar qué estás pensando identifica la emoción asociada con eso. Allí se está activando tu saboteador interno.

  6. Identifica cuál es el pensamiento que utilizarás para reemplazar ese negativo que ha venido a la escena. 

  7. Trabaja tu diálogo interno. Para esta parte muchas veces es necesario recurrir a la ayuda de profesionales de la salud mental como terapeutas, psicólogos, mentores o coaches dependiendo de la naturaleza del problema.

  8. Trabaja tu inteligencia emocional, aprende a gestionar tus emociones.

  9. Aprende a comunicarte asertivamente, muchas veces no comunicar algo hace que pase el tiempo y se arme una bola de nieve difícil de tratar más adelante.

  10. Céntrate en el presente. La meditación ayuda mucho para esto.

  11. Deja el perfeccionismo de lado, solo te alejará de hacer algo nuevo.

  12. Evita compararte con otras personas. Nunca sabrás de qué eres capaz ni te conocerás.

por Paula Cabalén

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario