jueves 29 de septiembre de 2022
Perfil

Covid-19, Ola 3: difunden el mapa del miedo a contagiarnos

PODCASTS | Por Edi Zunino | 30 de December 12:02

El Observatorio de la Deuda Social Argentina, que depende de la Universidad Católica y es comandado por el experto Agustín Salvia, es uno de los más prestigiosos termómetros sociales del país. No sólo produce las más reconocidas mediciones de la pobreza: también cuantifica las secuelas que va dejando cada episodio que conmueve a la sociedad argentina. La pandemia y sus efectos no podían quedar afuera de los permanentes estudios del ODSA, que monitorea un universo de casi 6.000 hogares que suman unos 20.000 componentes, en aglomerados urbanos con más de 80.000 habitantes en todo el territorio nacional.

Ayer, justo cuando se alcanzaba el repentino pico más alto de contagios, salía su nuevo informe, que aporta un ingrediente a tener muy en cuenta para entender la disparada vertical de casos en tan pocos días: le fuimos perdiendo el miedo al coronavirus. Seguro habrán influido en ese paulatino relax los buenos niveles de vacunación, la baja de casos y las ansiadas reaperturas de actividades para una sociedad fatigada en exceso, pero lo cierto es que, según este trabajo, en el período que va de mitad de año a inicios de noviembre, quienes declararon no tenerle ningún miedo al contagio subieron del 29% al 50%. 

Trazando una especie de “mapa del miedo al Covid-19”, los datos indican que “el nivel de miedo de contagio fue desigual en función de características estructurales” de la población.
Dice el informe:
“Teniendo en cuenta perfiles basados en características socioeconómicas, laborales y educativas, observamos que en los estratos socio-ocupacionales más bajos refieren tener más miedo al contagio. Al respecto, el 39% de las personas en hogares del estrato bajo marginal y el 32% de las personas del estrato bajo integrado dicen haber tenido siempre o muchas veces miedo a contagiarse de COVID-19 en el último mes. Por su parte, en los estratos medio profesional y medio no profesional, en quienes el acceso al esquema completo de vacunación contra el COVID-19 fue antes, denotan en un 27% haber tenido siempre o muchas veces miedo a contagiarse en el último mes. La mitad de personas de estos estratos dicen no haber tenido miedo a contagiarse nunca o pocas veces en el mes previo”.

El “mapa del miedo” también sería literalmente geográfico. Leo textual:
“En el Área Metropolitana de Buenos Aires, incluyendo CABA y 30 partidos del Conurbano Bonaerense, las personas muestran menor frecuencia de miedo ante el contagio que otros grandes aglomerados del país. La mitad de las personas en el AMBA dicen no haber tenido temor nunca o pocas veces en el último mes y menos del 30% refiere haber tenido miedo siempre o muchas veces en el último mes. En otras grandes áreas metropolitanas, tales como Rosario y Córdoba, sube 10 puntos: el 40% de las personas refieren miedo ante el contagio”. 

Vayamos a otro corte:
“Teniendo en cuenta características individuales de la población urbana, el 35% de las mujeres dice tener miedo al contagio, superando por 10 puntos a los varones (26%), mientras que el nivel de miedo ante el contagio aumenta marcadamente según la edad. La mitad de los jóvenes de 18 a 34 años no tuvieron miedo a contagiarse nunca o pocas veces en el último mes. Las personas de 60 años y más, pertenecientes al grupo de riesgo ante el COVID19, dicen en un 45% tener miedo siempre o muchas veces a contagiarse, frente al 24% de las personas de 18 a 34 años”.
Resaltemos que, según las estimaciones oficiales, el actual pico de contagios tiene un epicentro muy marcado en la población más joven y menos vacunada. Pero sigamos con el “mapa del miedo”:
“Los resultados indican un nivel de miedo al contagio levemente mayor en personas que no tuvieron o creen no haber tenido la enfermedad y en quienes la padecieron con una internación asociada a la enfermedad. Específicamente, casi el 60% de las personas de estos grupos dicen haber tenido siempre, muchas o algunas veces miedo a contagiarse en el último mes”. 

Por último, un dato tal vez obvio, aunque no por eso menos llamativo:
“La mitad de las personas que no han recibido la vacuna dicen no tener miedo a contagiarse. Estos valores superan por 10 puntos los guarismos de quienes recibieron una o dos dosis de la vacuna. Al respecto, las personas que recibieron el esquema completo -dos dosis de la vacuna- refieren en un 35% haber tenido siempre o muchas veces miedo a contagiarse en el último mes, siendo el grupo que exhibe mayor nivel de miedo”.

Por lo visto, el miedo funciona como un regulador “positivo” de las conductas sanitarias. Todo es cuestión de dosis, claro.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario