martes 15 de junio de 2021
Perfil

En el 2020 se efectuaron más del doble de pagos electrónicos

ECONOMíA | Por Julieta Colella | 11 de May 11:10

El Banco Central de la República Argentina publica semestralmente un Informe sobre Inclusión Financiera, con el objetivo de comunicar el estado de la inclusión financiera en el país. El informe analiza la evolución de indicadores que miden el acceso, el uso y la calidad de los servicios financieros. 

Como síntesis ejecutiva podríamos decir que:

Durante el año 2020, se logró una mayor capilaridad del sistema financiero. El indicador de localidades con al menos 1 punto de acceso a servicios financieros pasó del 41,9% en diciembre de 2019 a 48,3% en el mismo mes del año 2020. 

La cobertura de cuentas bancarias alcanzó al 91,0% de la población adulta. Más de 31 millones de personas poseían al menos 1 cuenta bancaria a finales del 2020. Si bien esta proporción ya se situaba en valores relativamente altos en comparación con otros países de similar nivel de ingreso, la apertura récord de más de 5 millones de cuentas bancarias durante el segundo trimestre de 2020 -mayoritariamente para la acreditación de programas de ayuda social implementados para la población más vulnerable-, implicó que 3 millones de nuevas personas pudieran acceder a este instrumento, consiguiendo cifras equiparables a economías desarrolladas.

La pandemia y la necesidad de distanciamiento social han puesto de relieve los medios de pago electrónicos. En el año 2020, por cada 100 extracciones de efectivo por adulto, se efectuaron más del doble de operaciones por medios electrónicos de pago (un 19% más que en 2019).

Los pagos remotos han aportado un gran dinamismo a los medios de pago electrónicos | Las transferencias electrónicas por adulto incrementaron su volumen un 90% en 2020, a través de la mayor canalización de operaciones por home banking (86%) y mobile banking (167%), mientras que los pagos remotos con tarjetas de débito crecieron un 227% en el mismo periodo, ampliando su participación en 15 p.p. en el total de los pagos con dicho instrumento.

En los diez primeros meses del año 2020, el porcentaje de la población adulta con al menos 1 financiamiento se redujo a un ritmo mayor que en el mismo período del año 2019. La caída fue más pronunciada para los proveedores no financieros de crédito. Sin embargo, se evidencia una importante desaceleración en la reducción del saldo promedio por deudor.

 

por Julieta Colella

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario