domingo 25 de julio de 2021
Perfil

Durante el año 2020 el consumo privado cayó el 13,1%

ECONOMíA | Por Julieta Colella | 26 de March 10:10

El día de ayer estuvo cargado de publicaciones relevantes por parte del INDEC. En primer lugar, si dieron a conocer las tasas e indicadores socioeconómicos del mercado de trabajo al cuarto trimestre del 2020. La Encuesta Permanente de Hogares se realiza sobre 31 aglomerados urbanos, lo que representa a 28,7 millones de personas. Ese total, se divide entre población inactiva y población activa. El primer grupo incluye a aquellas personas que no tienen trabajo ni lo buscan activamente, en este caso estamos hablando de 15,8 millones de personas. El segundo grupo, representa a aquellas personas con una ocupación o que, sin tenerla, la buscan activamente y están disponibles para trabajar, y serían un total de 12,9 millones de personas. 

Si algo generó la pandemia, y más precisamente las medidas de aislamiento estricto y obligatorio, fue que creciera notablemente el grupo de la población inactiva, porque las medidas han impedido, en muchos casos, que la gente directamente salga a buscar trabajo, entonces, en vez de considerarla desempleadas, se la incluye como inactiva y no se la tiene en cuenta para el cálculo de la tasa de desempleo. Por eso, al cuarto trimestre del 2020 nos encontramos con una tasa de desempleo del 11,0%, 1,4 millones de personas, y no superior a como se hubiera pensado, o como sería en verdad si consideramos al grupo de gente inactiva. 

Dentro de la población ocupada, 11,5 millones de personas, están quienes cuentan con pleno empleo, pero también encontramos a aquellas personas que están subocupadas, demandantes de otros empleos, por lo que hay un universo muy grande de personas desencantadas o con su trabajo o con su salario y que siguen buscando empleo. Por lo tanto, nos encontramos con un total de 3.718.000 personas. Esto implica que un 32,3% de las personas que tienen empleo están buscando cambiar el trabajo. Por lo tanto, entre los que están desocupados más los que desean cambiar de empleo, suma un total de 5.136.000 personas que representan el 39,7% de la Población Económicamente Activa, una presión muy grande sobre el mercado de trabajo, mercado que lamentablemente no puede responder a tal demanda de empleo. 

La crisis afecta muchísimo al sector cuentapropista y al trabajador de la economía informal. Hay menos trabajo, y más de la mitad de los desempleados está sin trabajo desde hace más de 6 meses. Y todo esto obviamente también afecta al consumo. Durante el año 2020, el consumo privado cayó el 13,1%, mientras que el consumo público (consumo del Estado) cayó el 4,7%, claramente los privados pagan el costo del ajuste, mientras que el Estado no ajusta. La inversión cayó el 13%, exportaciones el 17,7% e importaciones el 18,1%.

Por último, un breve repaso por otra de las publicaciones del INDEC del día de ayer. Las ventas en supermercados minoristas a enero de 2021, consideradas a precios constantes, para quitarle el efecto inflacionario, representaron un crecimiento del 3,8%, respecto al mismo mes del año anterior. Por el lado de las ventas en autoservicios mayoristas, también consideradas a precios constantes, crecieron un 8,0% interanualmente. Por el lado de las ventas en centros de compra, también al primer mes del año, y considerados sin el efecto inflacionario, la contracción interanual fue del 31,5%. Si bien es una caída profunda, desde abril del 2020 el ritmo de caída viene desacelerando su ritmo.

 

por Julieta Colella

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario