domingo 16 de mayo de 2021
Perfil

Vacunas Covid-19: ¿nos están diciendo toda la verdad sobre la china Sinopharm?

POLITICA | Por Edi Zunino | 12 de April 13:06

Anoche, conmocionado por la inesperada muerte de Mauro Viale, salió Chiche Gelblung a decir que “lo mató la vacuna”. Fue uno de los típicos bocaflojismos de Chiche. Una verdadera irresponsabilidad, sin ningún dato, cuando lo más sensato sería descartar semejante sospecha. Porque debería suponerse que Mauro ya estaba contagiado el jueves, cuando se vacunó, porque los síntomas del Covid-19 tardan más de tres días en manifestarse y él empezó a sentirse mal el viernes y lo internaron el sábado.

El problema es que la infundada sospecha sobre las razones de la muerte de Viale salen justo cuando hay distintos tipos de dudas sobre la vacuna china del laboratorio Sinopharm, que es la que le aplicaron a él. La tristísima noticia llegó pocas horas después de que las autoridades sanitarias de la República Popular China salieran a reconocer que sus vacunas tienen menos efectividad que la deseada; que las dos dosis indicadas podrían otorgar una inmunidad insuficiente y ya prueban con dar tres; y que analizan combinarlas con otras vacunas de otras procedencias para lograr niveles óptimos de inmunidad.

Todo eso alcanza y sobra para que las autoridades deban salir a dar la información más precisa posible sobre el Tema Sinopharm, más cuando, el viernes pasado, los ministerios de Salud y Trabajo decretaron que las personas de riesgo con una sola dosis de la vacuna china (y de las otras) pueden volver a trabajar de manera presencial y, obviamente, a subirse al transporte público, mientras se espera que la segunda ola sea más salvaje que la primera, que los infectados están siendo cada vez más jóvenes y que ya están faltando camas en las terapias intensivas de varios lugares del AMBA y del país.

Parece claro que la carrera por inmunizar a la mayor cantidad de gente posible antes de que llegue el invierno mientras escasean vacunas, justifica el riesgo de dar más primeras dosis y postergar hasta 12 semanas las segundas. Pero volvemos al principio: la de Sinopharm todavía está floja de datos.

Uno de los expertos que asesoran al Gobierno y va a estar en la reunión de esta tarde a las 18 con Santiago Cafiero y Carla Vizzotti me me dijo hace un ratito:

• “Es cierto, la vacuna Sinopharm no está publicada aún en Fase 3. Tampoco las otras tres chinas (sinovac, coronavac y cansino), ni otras de las tantas vacunas en uso en varios países. De todos modos, las tasas de generación de anticuerpos en Fase 1 y Fase 2 son altas. Los reportes de eficacia de Sinopharm son mejores que los de Sinovac. Y las declaraciones de la autoridad china fueron tituladas de un modo amarillo: nadie dijo que sus vacunas no sirven; dijeron que están buscando la forma de que sirvan aún más”.

• “Por ahora, es mejor tener mucha gente vacunada con al menos una dosis que no tener ningún vacunado. Para la Covishield, de AstraZeneca, hay estudios muy claros que muestran que es mejor a las 12 semanas que a las 3 ó 4 semanas. Para Sputnik V hay estudios de correlación muy buenos también: con una dosis, a los 18 días ya tenés la eficacia completa y la segunda dosis solo serviría para que la duración de los anticuerpos sea más larga. Para Sinopharm hay menos estudios, pero los datos nos permiten extrapolar buena protección por al menos 3 meses. Igual, eso está en revisión. Entre hoy y mañana veremos qué se decide. Pero no estamos haciendo nada muy diferente a Canadá o el Reino Unido”.

Retengan ese dato: lo de las primeras dosis, en particular con Sinopharm, está en revisión. Ahora bien, repregunto yo, el Gobierno está mandando a trabajar de modo presencial a las personas de riesgo con una sola dosis, y no se sabe bien a qué se las expone. ¿No se están comprando un problema?

Responde el experto: “El decreto también dice que el personal de salud debe darse dos dosis, sin esperar la segunda...”. 

O sea, digo yo: hay que ir viendo.

 

 

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario