martes 22 de septiembre de 2020
Perfil

Frase del Día (del Amigo): “Si ves al futuro, dile que no venga”

POLITICA | Por Edi Zunino | 20 de July 12:47

Déjenme que siga con este julio histórico para entrarle al Día del Amigo de alguna manera no contagiosa…

Ayer hubiera sido el cumpleaños de Juan José Castelli, el vocal de la Primera Junta que era primo pero sobre todo gran amigo de Manuel Belgrano, quien apenas pudo lo nombró su suplente en el Consulado, cargos por los cuales ambos fueron reputados funcionarios de la corona española mucho antes de ser revolucionarios.

Existe la enorme posibilidad de que seamos como somos porque acá nunca existieron las medias tintas. Castelli fue el elegido para decirle en la cara a Cisneros que se acababa su virreinato; fue el elegido para armar la patrulla que fusiló en Córdoba a Liniers, el héroe de la reconquista; fue el elegido para improvisar un ejército en el Norte, siendo abogado, y tras la derrota en Huaqui, fue el elegido para ir preso y soportar un juicio acusado de creer que la revolución era una fe más trascendente que la católica. Se lo acusó de hereje.

Ni en las metáforas aplicamos las medias tintas: a Castelli, el gran orador de Mayo, le cortaron la lengua por un cáncer que se hizo al quemarse con un cigarro. Sus últimas palabras se las dejó por escrito a su otro gran amigo y continuador, Bernardo de Monteagudo: “Si ves al futuro, dile que no venga”. Tampoco el optimismo parece ser lo nuestro. Seguimos teniendo algunos problemitas con el futuro, que ojalá hubiera faltado varias veces… ¿No?

Ahora mismo estamos, otra vez, en menudo conflicto con el futuro. Descolocados, aunque casi nadie, entre tanta mente genial con todo clarísimo, se anime a reconocerlo. País sin rumbo claro + pandemia en curva ascendente convierte a cualquier pronóstico en locura. El mal presagio roza el síndrome melancólico depresivo. Y el bueno huele a alucinación esquizoide.

El Covid19 nos puso ante dos desafíos contraculturales: 1) Encerrarnos, siendo básicamente seres sociales. 2) Y que no hay vacuna, lo cual genera lo anterior pero no nos cierra para nada, porque somos seres sociales post vacuna, modernos... ¡Qué digo modernos: post posmodernos somos!

Los primeros 60 días de los últimos 120 los pasamos asustados y como aprendiendo medicina y protocolos. Los segundos 60 fueron de aburrimiento, de fatiga y de bolsillos colapsados.

Así, con el futuro tan bloqueado, se nos puso adelante el desafío, acaso, más cultural de todos: el desafío político.

Y lo encaramos mayoritariamente como sabemos: campeones de la diferencia irreconciliable entre personas que antes estuvieron juntas, ¡pero no! ¡eso es imposible repetirlo! ¡porque hay dos modelos contrapuestos! y la mar en coche.

La realidad de hoy es contracultural. Desafíos nuevos. La costumbre no sirve para nada. Respuestas viejas que más bien nos hacen sentarnos a esperar que el futuro, por favor, esta vez sí no nos visite.

 

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario