martes 11 de mayo de 2021
Perfil

Fernando Gray: "Cristina nunca hubiera permitido este destrato"

POLITICA | Por Jorge Fontevecchia | 21 de March 19:40

El vicepresidente del peronismo bonaerense sostiene que Máximo Kirchner está colonizando su partido. Y que, para hacerlo, impuso una elección interna para el próximo mayo que desafía las reglas, porque hay un mandato vigente. Cree, además, que proyectar comicios ante una segunda ola es un riesgo innecesario. Hizo una presentación ante el juez electoral Alejo Ramos Padilla, considerado cercano al Gobierno, y recibió una negativa ante la medida cautelar, mientras espera la resolución sobre la cuestión de fondo. Una situación que puede transformarse en un termómetro sobre el funcionamiento del sistema político.

— ¿ Qué pasará el 2 de mayo en el PJ bonaerense? ¿Habrá elecciones?

—Nuestro partido tiene más de setenta años de historia. Fue fundado por el general Juan Perón, el primer afiliado fue el general Perón. Tiene historia, tradición, formas. Tiene una carta orgánica e institucionalidad. Cuando tomamos el partido en 2017 fue un momento muy complejo. Después de perder una elección queda devastado el frente electoral.

—Habían perdido la de 2015 con María Eugenia Vidal y la de 2017 con Esteban Bullrich.

—Después de perder una elección por el Poder Ejecutivo quedás desarmado prácticamente como fuerza política. Por eso nos juntamos los intendentes, hicimos un acuerdo, propusimos una alternancia para permitir la representación de todos los sectores. Parecía imposible unir a todo el peronismo de la provincia de Buenos Aires. Realmente parecía imposible. Hace casi tres años ni hablar, con Mauricio Macri muy bien en las encuestas, con Vidal que estaba muy bien en la provincia de Buenos Aires. Hicimos un trabajo con Gustavo Menéndez que fue ir uniendo a poco por debajo el peronismo bonaerense; logramos la unión y después trabajamos en conformar un gran frente electoral.

—Mencionás a Gustavo Menéndez. La historia de Gustavo Menéndez y del peronismo plantea estas contradicciones. Apoya a Néstor Kirchner en 2003, mientras el intendente de Merlo, Raúl Othacehé, apoya a Rodríguez Saá y gana. Pero el intendente, que era uno de los barones del Conurbano, le ofrece apoyo político a Néstor Kirchner, que rápidamente lo adopta. Luego, cuando se produce cierta pérdida de intención de votos del Frente para la Victoria, Othacehé se va con Sergio Massa, si no entiendo mal, y luego vuelve al Frente para la Victoria. El peronismo de la provincia de Buenos Aires está atravesado por las luchas entre el duhaldismo, el kirchnerismo y el massismo. Es un magma.

—Mi historia es distinta. Siempre estuve en el mismo frente electoral. Siempre fui a elecciones por un único partido y un único frente. No me moví ni dos milímetros de ese frente. Hay elecciones que vienen mal, otras que vienen bien y otras que vienen muy mal. Se sabe que hay casos en los que se reparte la boleta cortada. Pero siempre estuve en el mismo lugar. Me hago cargo de mis aciertos y de mis errores.

—¿En qué lugar estuviste?

—En el lugar del peronismo. Fui y soy fundador con Néstor Kirchner del Frente para la Victoria hace un montón de años. Trabajé con Alicia Kirchner, a quien quiero y respeto. Siempre estuve en el mismo espacio. Reconozco las cosas que hizo Néstor. Fueron transformaciones formidables. Reconozco las buenas cosas que hizo Cristina. El peronismo es un colectivo importante que tiene estas particularidades. Hay cuestiones de lealtades y deslealtades que se manifiestan en estos momentos también. Perón decía que hay distintos tipos de lealtad. Están los que son leales y son leales, y los otros que son leales porque no les conviene ser desleales. Vivimos en un momento de lealtades flojas. Y eso es lo que yo siento.

—¿A qué llamás “lealtades flojas”? 

—Lealtades flojas es que no existe la convicción de defender nuestras banderas, nuestras doctrinas, nuestra posición, nuestros ideales.

—Habría una lealtad a las ideas y otra a las personas. ¿Las fuertes serían a las ideas?

—Correcto. Y a las formas.

—¿A las formas vos las ubicás dentro del plano de las ideas?

—Las coloco dentro del plano del colectivo.

—De lo sustancial.

—Sí. Porque es un partido que no tiene diálogo, que no busca consensos, que no hay debate. Tener debate tiene que ver con las formas. ¿Cómo no se va a poder debatir en el peronismo?

—Es muy difícil enfrentar en el peronismo a Cristina Kirchner y a alguien que lleva el mismo significante, como Máximo. Se suele ser cruel con los derrotados. ¿Qué pasará si perdés?

—No estoy enfrentando a nadie en términos políticos. Defiendo a mi partido, mis ideales. Marco un punto de inflexión. Así esto no va.

—Pero intentás impedir que el 2 de mayo Máximo Kirchner sea presidente del PJ bonaerense.

—Que sea de esta manera. No respeta la carta orgánica, los tiempos, las formas, los principios básicos del peronismo. Tenemos mandatos hasta diciembre y adelantan los mandatos ahora en el medio de una pandemia. En un mes le voy a decir a la gente que se quede en casa y por otro lado estoy armando una interna del Partido Justicialista para mover miles y miles de bonaerenses. Tenemos que tener coherencia y responsabilidad. 

—¿Te opondrías a que Máximo Kirchner fuera presidente del PJ en diciembre?

—No me opongo a que ningún militante del Partido Justicialista pueda presentar una lista y competir en diciembre. No ahora.

Escuchá el reportaje completo en Radio Perfil. 

 

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario