martes 22 de septiembre de 2020
Perfil

Fernán Quirós: el candidato a todo que nació de la peste

POLITICA | Por Edi Zunino | 06 de August 12:05

Me animo a decir que el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, es la principal figura político-mediática surgida de la pandemia en su versión argentina. Y, más allá de cualquier especulación o cualquier desmentida -porque no parece momento para hablar de ciertas cosas-, el hecho de ser funcionario público y estar todas las mañanas y todas las tardes y todas las noches en la tele y en la radio y en internet, para empezar, genera en términos políticos algo invalorable y también envidiable: conocimiento público. Así que denlo por hecho: Quiros va a ser uno de los candidatos más vistosos de las próximas elecciones en la CABA y, de acuerdo a lo visto hasta hoy, por qué no imaginarlo dando para más en 2023.

Claro que no todo en la vida política pasa por hacerse famoso (aunque, lamentablemente, hoy por hoy sea lo sustancial). También pesa el porqué tal o cual pasa a ser alguien conocido. Y Quirós corre con la ventaja de que se lo conoce por lo que sabe y por lo que él decidió mostrar. 

Sabe de medicina y de organización de un sistema que vale por los servicios que es capaz de brindar. Es concreto, ágil y didáctico, lo cual le permitió funcionar en estos 150 días, más que como un lejano ministro, como una especie de médico de cabecera metido todos los días en el living, los comedores o donde sea que la gente tiene puesta la tele.

En cuanto a lo que quiso mostrar de sí mismo, el hecho de hacer notar que con el paso de las semanas le crecía el pelo y que no se lo iba a cortar hasta que las peluquerías tuvieran permiso de abrir, le otorgó cierta identificación concreta con el común de los mortales. Ni hablar de su respuesta cuando le preguntaron el clásico “qué piensa hacer cuando todo esto pase”. Fue directo al corazón: “Creo que me voy a dar permiso para llorar un rato”. (Den por hecho otro detalle no menor para el desarrollo de una carrera política: el doctor se ganó bastante hinchada femenina en estos tiempos difíciles).

De todos modos, se sabe poco de este personaje al que parece que ya conocemos mucho, incluso más que a Cormillot o a Socolinsky, porque es “nuevo”, al parecer nunca se enoja y le tocó ponerse bajo los focos diariamente para hablarnos de la vida real que se nos cambió, la enfermedad real que nos acosa y el miedo real que cobró distintas formas a lo largo de estos interminables días. Los buenos resultados de la gestión tapan, por ahora, todas las incógnitas que pueda haber sobre quién es en realidad Fernán Quiros.

Antes que nada, digamos que no se llama Fernán Quiros. Ese nombre es una abreviatura de Fernán González Bernaldo de Quirós, bocho de la fisiología y la organización hospitalaria con brillante carrera en el Hospital Italiano, reducto de la excelencia médica, pero también del radicalismo entre sus profesionales y de la Familia Macri entre sus administradores.

Podríamos decir que ese flor de apellido habla, de algún modo, de un patricio. Su tío abuelo, Cesáreo Bernaldo de Quirós, fue un gran artista plástico que llegó a ser bautizado “el pintor de la patria” por Leopoldo Lugones. Pero Fernán, que se crió correteando entre cuadros enormes en todo sentido, prefirió ser médico como su abuelo, el hermano del Bernaldo de Quirós más famoso… hasta ahora.

Quirós está asombrado por cómo le cambió la vida esta pandemia. La vida y la manera de entender la política, que, de tanto recorrer realidades más allá de los despachos y los hospitales, se le hizo más amplia, más en 360° como se dice ahora. Se dice que lo andan midiendo con encuestas y se lo pregunté, para conocer sus intenciones a futuro. “Desconozco, no me ocupo de eso ni me consta para nada”, me respondió. Y agregó: “No tengo tiempo de pensar en ninguna otra cosa que en esto que nos ocupa el día entero”.

Obvio: así también se hace campaña. Y no está mal, sobre todo si pudiera traer beneficios para los demás. Ya veremos.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario