viernes 22 de enero de 2021
Perfil

Caso Nisman: avances desconocidos sobre el lado oscuro del fiscal muerto

POLITICA | Por Edi Zunino | 14 de January 12:59

Hace seis años, el fiscal Alberto Natalio Nisman saltó a la fama desde la pantalla del canal TN y de ahí a todos los titulares periodísticos, al hacer público que preparaba una denuncia gravísima contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner por relaciones non sanctas con la República Islámica de Irán. El encargado de la polémica Unidad Especial AMIA redoblaría el escándalo cinco días después, al aparecer muerto en su casa con un balazo calibre 22 en la sien y el arma en el piso del mismo baño, con la puerta cerrada desde adentro.

El Caso Nisman sigue siendo uno de los más grandes fracasos de la justicia argentina, tan amarrada como sigue estando a los vaivenes de la política. De hecho, podríamos afirmar que esa muerte escandalosa significó el virtual inicio de la campaña presidencial de 2015. La noticia partió al país en dos, más claramente de lo que estaba partido. Se terminó dando por hecho sin pruebas contundentes, ni mucho menos, que Nisman fue asesinado. Se evitó con contundencia investigar el controvertido entorno de espionaje, plata negra y vida festiva que rodeaba al funcionario judicial.

En estas horas se supo que, con muy bajo perfil, desde noviembre pasado el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi reavivó el expediente por presunto lavado de dinero que involucraba post mortem a Nisman, a su madre, a su hermana y al perito informático Diego Lagomarsino, dueño de la pistola mortal y procesado como virtual partícipe de esa muerte violenta. A partir de una cuenta nunca pesquisada en Merrill Lynch Bank of America Corporation de Nueva York, el juez dispuso que los US$ 600.000 dólares depositados allí y el patrimonio de todos los nombrados quede embargado.

La medida también alcanza a un misterioso personaje: Claudio Picón, supuesto empresario a nombre de quien estaba la 4x4 de alta gama que manejaba Nisman a diario. El tal Picón está vinculado a la vieja guardia de seguridad de Alfredo Yabrán y a empresas relacionadas con la inteligencia estadounidense radicadas en el país desde los ’90. Pero la relación va más allá de la mencionada camioneta: desde aquella cuenta se le hicieron transferencias y la madre del fiscal, Sara Garfunkel, compró costosos bienes inmuebles en Buenos Aires con su intermediación. La familia también hizo inversiones en Uruguay, no declaradas al fisco argentino.

En el lado negro de Nisman (plata negra, servicios oscuros, empresarios de la noche) pueden estar las claves de su también nebuloso final.

Si la justicia, por una vez, decidiera trabajar con la celeridad que nos debe, tras esa muerte y sus contornos políticos, policiales, diplomáticos y económicos podría vislumbrarse algo parecido a la verdad.

La verdad… Ese valor que tan pocas veces interesa en la carrera loca por destruir al adversario.

 

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario