lunes 15 de agosto de 2022
Perfil

40 días en cuarentena: Lo que mata es la ansiedad

POLITICA | Por Edi Zunino | 28 de April 12:56

Hoy cumplimos una cuarentena entera propiamente dicha. Como en el medioevo pero con internet. Cuarenta días corridos adentro, casi sin salir, con las vidas cambiadas acaso para siempre, oliendo a lavandina y alcohol y el barbijo a mano, colgado en el perchero por las dudas.

Tengo dos encuestas fresquitas a la vista, una es de la Universidad de San Andrés y la otra, de la Facultad de Psicología de la UBA. Una privada, la otra estatal. Las dos con prestigio académico. Una con algo más de 1.000 casos. La otra con más de 3.500. Las dos hablan de nosotros y cómo estamos 40 días después de habernos sometido voluntaria y ordenadamente al encierro preventivo.

Es impresionante hasta qué punto estas dos encuestas y otras que fuimos viendo en días anteriores muestran resultados tan parecidos. Es como si la pandemia y la cuarentena nos hubiesen igualado como pocas veces antes. O como nunca antes.

La mayoría percibe claramente que las cosas están peor que hace un año. Teme por el aumento de los precios, por la posibilidad de perder el trabajo y recién en tercer lugar, por la salud. El bolsillo es nuestra gran enfermedad.

De todos modos, hay un apoyo contundente a quienes están conduciendo la estrategia para enfrentar al Covid-19. Alberto Fernández tiene una imagen positiva del 70%, pero el 88% señala que está haciendo las cosas bien. Algo similar pasa con Horacio Rodríguez Larreta: 54% de imagen positiva, pero casi 80% de apoyo a sus medidas sanitarias de estos 40 días.

Podría especularse con que esos números indican algún nivel de certeza contagiado por la dirigencia. Pero no: la mayoría no tiene idea de lo que viene, descree de cualquier mejora económica de corto plazo y ni siquiera está convencida de que seamos capaces de combatir al virus con eficacia cuando llegue el pico de contagios, en el próximo mes o mes y medio.

Digamos que no nos estaría moviendo la fe, sino la necesidad intuitiva de cierta disciplina, indispensable para la ocasión.

Las sensaciones más declaradas por los encuestados son, en este orden, incertidumbre y ansiedad.

Parece haberse hecho carne que estamos embarcados en una pelea a la que vamos a ciegas y sin conocer ninguna ventaja, salvo la intuición científica de que aislados es mejor porque lo peor todavía está por venir.

Los psicólogos más afectos a la divulgación suelen decir que la ansiedad es un “exceso de futuro”. Es un estado de alerta sobre lo que va a venir, que siempre es incierto y nos pone en guardia. Pero cuando el futuro es decidida y consensuadamente incierto en tantos aspectos a la vez, la ansiedad puede convertirse en desánimo. En depresión, que vendría a ser un “exceso de pasado” porque no hay salida, no hay adelante.

Y siempre hay. Así que ¡vamos!

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario