jueves 21 de octubre de 2021
Perfil

Zoológico real

PODCASTS | Por Lucas Boltrino | 19 de September 11:00

La torre de Londres es, sin dudas, una cita obligada para todas aquellas personas que tengan la oportunidad de visitar la ciudad.

A lo largo de sus más de 950 años de vida, se vivieron infinidad de eventos.

El que nos convoca hoy, es uno un tanto alejado de la realeza, pero que vale la pena comentar.

Uno de los hijos de Guillermo el Conquistador, Enrique I, fue quien fundó el primer zoológico de Gran Bretaña en el parque Woodstock de Oxford con unos cuantos leopardos y linces.

Pero no fue sino varios años después cuando el rey Juan llevó los animales a Londres y se estableció la colección en la Torre.

Del mismo modo, algunos especialistas aseguran que el zoológico como tal comenzó por el año 1235, cuando el rey Federico II le obsequió a Enrique III tres leones.

Durante sus más de 600 años de vida, el zoológico albergó cebras, tigres, osos polares y hasta elefantes. Pero sin dudas fueron los leones los que se convirtieron en un símbolo dentro de la realeza británica.

Por supuesto, este zoológico no estaba abierto al público desde un principio, sino que unos pocos privilegiados y los empleados de la Torre eran los únicos que podían disfrutar de los animales.

Debido a la época, los conocimientos sobre biología eran escasos, y eso se notó en los cuidados que tuvieron los animales.

Por ejemplo, el oso polar, que llegó en 1252, tuvo quizás uno de los destinos más tortuosos, ya que se lo ató a una cadena y se le permitió que pescara su comida en el río Támesis. Un ambiente totalmente diferente al que estaba acostumbrado.

Asimismo, cuando llegó el primer elefante, que fue otra gran novedad, se asumió que era carnívoro y que con un galón de vino para combatir el frío iba a estar bien. Fue por eso que el animal tuvo una vida, por supuesto, muy corta.

Fue con Isabel I que se comenzó a permitir la entrada al público a la colección de animales. Si bien se debía pagar una entrada, había una macabra manera de entrar gratis: llevando un perro o un gato para alimentar a los leones.

A lo largo de los años, se sucedieron numerosos accidentes entre los visitantes y los animales, y, debido a esto, y con un poco más de consciencia acerca del bienestar de los animales, se decidió cerrar el zoológico en 1835, y que los ejemplares fueran trasladados a otros zoológicos o a circos ambulantes.

Muchos años después, más precisamente desde 2010, se pueden ver esculturas en tamaño real de la artista Kendra Haste en alambre galvanizado que permiten crear la sensación de trasladarse, por unos instantes, a lo que supo ser el zoológico más famoso del Reino Unido durante mucho tiempo.

por Lucas Boltrino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario