martes 21 de septiembre de 2021
Perfil

“Socialismo es vivir donde siempre y andar por la calle sin custodia”

PODCASTS | Por Edi Zunino | 03 de August 11:45

El Partido Socialista cumplió 125 años en junio. Miguel Lifchitz no llegó a celebrarlos: le ganó el Covid-19 pocas semanas antes, a los 65 años. El exgobernador de Santa Fe y exintendente de Rosario estaba llamado a ser uno de los protagonistas de este año electoral. Su viuda se llama Clara García. Tiene experiencia parlamentaria y de gestión. Se emociona cuando dice que vale la pena tomar la antorcha de su esposo y compañero de militancia para llevarla a las próximas generaciones. Le pregunté a Clara “con qué se come el socialismo” a esta altura del partido, en pleno Siglo XXI y en este país.

Esto me dijo: 
“Es valores… La transparencia en la gestión pública; ponerse objetivos para apuntalar a las personas más vulnerables… Nosotros creemos en el Estado, pero un Estado que no sea corrupto, que sea eficiente, que tome las decisiones participando con la gente… Es cierto, nosotros tenemos tan incorporado saber qué es el socialismo, porque hace más de treinta años que gobernamos en Rosario. De hecho, yo participé en 1989 del primer gobierno socialista en el gabinete, siendo muy joven, a cargo de los recursos de Rosario… El socialismo en Santa Fe se identifica mucho con lo que hemos hecho. El socialismo tiene una faceta si se quiere más intelectual o ideológica, pero tiene una faceta de gestión. Para los santafesinos, los socialistas son la gente que cuando llega al gobierno sigue viviendo en la misma casa, camina por la calle sin custodia, hace las compras y para gestionar tiene un abecé: las estrategias las hace en el territorio y con los vecinos; tiene políticas públicas y equipos que hacen proyectos para llevarlos adelante, destina presupuesto y lo gestiona con eficiencia y con pasión. Así hacemos los hospitales para la mejor salud pública del país, las escuelas para una educación de vanguardia; entendemos el empleo y la productividad, pero con inclusión; hacemos planes sociales pero innovadores, no desde la dádiva, sino desde la incorporación de derechos propios”. 

Clara García con su esposo, Miguel Lifchitz, fallecido por Covid-19 en mayo pasado.
Clara García con su esposo, Miguel Lifchitz, fallecido por Covid-19 en mayo pasado.

El Partido Socialista integra la Internacional Socialdemócrata. Así que le pregunté a Clara García si Alberto Fernández tiene algo de socialdemócrata, como le dicen por ahí, algunos en contra, otros a favor y otros apenas como descripción…
Esto me dijo ella:
“Bueno, creo que viene de una ideología, como es el justicialismo, que tiene bases comunes. Pero tengo que ser sincera: se ha quedado muy a mitad de camino. Aquellas banderas de la socialdemocracia en cuanto al desarrollo con inclusión de la sociedad les han quedado muy cortas. Quizás ha ganado otra faceta que no nos gusta: la de la dádiva, el clientelismo y ni que hablar en algunos casos también de la falta de transparencia de su espacio político para gobernar”. 

Una de las primeras polémicas que enfrentó Alberto Fernández tuvo que ver con un gran holding empresario de origen santafesino: todos se acordarán del Caso Vicentin. ¿Estuvo bien ponerle el foco a Vicentin? ¿Estuvo mal? Esto piensa la candidata a senadora nacional por Santa Fe:
“¿Si había que ponerle el foco al tema Vicentín? Sí. Porque tenías cuatro mil empleados directos, más todos los productores que tenían depositado el cereal y que los clavaron, por lo cual era una industria con un gran efecto expansivo. Entonces, sí, estaba muy bien ponerle el ojo a Vicentin. Lo que estuvo muy mal es pensar en expropiarla. Lo que estuvo muy mal es no haber controlado por qué creció de esa manera y qué cosas oscuras hubo en esa escalera”.

Clara García busca una banca en el Senado.
Clara García busca una banca en el Senado.

Buscar una banca en el Senado es prepararse, entre otras cosas, para convivir con un personaje tan potente como Cristina Fernández de Kirchner. ¿Cómo la ve la viuda de Miguel Lifchitz a la viuda de Néstor Kirchner?
“Vaya mujer fuerte, Cristina… Creo que es una distinta en la política y que genera pasiones extremas entre sus seguidores, que dan la vida por ella, y quienes están enfrente, que hacen campaña en contra de Cristina. A mí no me gusta calificarme como opositora, sino presentarme con qué cosas, con qué proyectos uno viene. Definitivamente, nosotros no coincidimos con la manera de hacer de Cristina. Veo que ha habido en su gobierno una mirada social, pero con un grado de falta de transparencia que la invalida”.   
Imposible hablar con una socialista y no preguntarle por el Caso Cuba, que está tan en el tapete y se lo suele utilizar, incluso, para desacreditar las ideas socialistas. Esto me dijo Clara:
“Creo que Cuba quedó en el tiempo. En un modelo político que pudo haber tenido sentido cuando se venía de un extremo, con una sociedad terriblemente sojuzgada. Pero hoy, las sociedades merecen tener un crecimiento y una autonomía democrática que Cuba no tiene. Destaco en los cubanos lo que fue su gran pasión por la revolución, pero debieron abrirse al mundo de un modo diferente. Me parece que van en ese camino”.

Arrancó con todo el año electoral. Seguimos recorriéndolo con los candidatos. Con todos. Para elegir, hay que conocer. Y para conocer, hay que ver y escuchar.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario