jueves 22 de octubre de 2020
Perfil

Raúl Portal, el Turco Asís y aquellos tiempos en que yo era milico

PODCASTS | Por Edi Zunino | 15 de October 13:24

La muerte de Raúl Portal me llevó a lugares donde vuelvo y vuelvo de vez en cuando. En 1982, el año de la guerra en Malvinas, me tocó la colimba en un edificio de Paseo Colón al 300 que entonces compartían el Ministerio de Defensa y el Estado Mayor Conjunto, justo enfrente de la mole que es el Edificio Libertador, que en ese tiempo era sólo el Comando en Jefe del Ejército, como para que quedara claro quiénes la tenían más alta entre las tres Fuerzas Armadas. A mi me tocó Aeronáutica y así, disfrazado de milico, casco y FAL al hombro y todo, hice guardias en los distintos puestos asignados. Uno de ellos era la entrada a los ascensores del ministerio desde las cocheras del subsuelo. Yo ya tenía adentro un año de Periodismo en el Instituto Grafotécnico y, seguro por eso mismo, me quedaron grabadas las varias veces que ví entrar ahí, por ejemplo a Bernardo Neustadt y también a Portal.

Muchos años después supe que Raúl Portal había sido personal civil del Ministerio del Interior hasta 1978 (había estado desde la dictadura de Onganía). Por lo pronto, más bien me daba cierta intriga y supongo que bastante cholulismo verlo ahí, porque ese mismo año en ATC, la actual TV Pública, se estrenó “Semanario insólito”, el primer noticiero en joda del país, con el que Portal y Adolfo Castelo y Carlos Abrevaya y Jorge Guinzburg y Raúl Becerra “inventaron” un género televisivo que después se copiaron a sí mismos con “La noticia rebelde” y después Mario Pergolini reinventó con “CQC”.

Después de la derrota en Malvinas, el edificio era un caos bastante representativo del país y del poder militar, empezaron a soplar los primeros airecitos de apertura democrática y “Semanario insólito”, que se veía transgresor pero estaba bien tutelado por los militares, funcionó como válvula de escape de un canal que había tenido a José Gómez Fuentes como símbolo de la desinformación total al frente del noticiero “en serio” de ATC. De aquellos días rescaté un video en blanco y negro donde Portal parodia una entrevista con Jorge “El Turco” Asís, que ya no estaba en Clarín, ya había hecho su primer suceso con “Flores robadas en los jardines de Quilmes”, también usaba barba y tampoco peinaba ni una cana. El Turco también iba a ser parte de aquel “destape” desenfadado pero controladamente desideologizado de los 80 post Malvinas, que se volvieron éxtasis con Alfonsín y decantaron toda la mugre contenida con la Conadep, el Nunca Más y el histórico juicio a las juntas. Ahí recién quedó claro para todo el mundo que no era joda y tomársela en joda acababa de ser, en el mejor de los casos, una tabla de salvación.

Portal, que después se hizo ultramenemista igual que Neustadt (¿qué habría en aquellos ascensores del Ministerio de Defensa, no?), logró sopesar sus elogios a la dictadura con alguna que otra señal de amplitud y sincera buena onda con quienes pensaban muy distinto que él y habían sobrevivido de veras al encierro y la tortura o gracias al exilio.
    
Con Portal terminó de irse aquel grupo de periodistas que terminarían siendo caricaturistas en primera persona del periodismo mucho antes que hoy, cuando todavía no sabíamos que tanto tiempo después íbamos a seguir sin saber qué hacer con aquel pasado. Ni con esta democracia que aún vivimos en blanco y negro.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario