jueves 22 de octubre de 2020
Perfil

Mauricio hace más que Cristina por Alberto (y que el propio Presidente por sí mismo)

PODCASTS | Por Edi Zunino | 14 de October 12:24

Un día vino y dijo “pobreza cero”. Después, sacó pecho y agregó que “sólo los incapaces no saben cómo manejar la inflación”. Y, ya en el summum del dale que va, dio por seguro que si volvíamos al mundo iban a llover inversiones que, al derramarse, multiplicarían brotes verdes y puestos de trabajo genuinos a montones…

Bueno: ya se sabe que el de Mauricio Macri fue un gobierno calamitoso por sus resultados, salvo porque logró romper el maleficio de que los presidentes extra PJ no terminan sus mandatos (un éxito, hay que decirlo, que mucho dependió de los peronistas, empezando por los propios de Juntos por el Cambio, a los que ahora, de paso, Macri salió a cuestionar). Igual, todas aquellas promesas incumplidas sonaban a buenas intenciones. Eran, digamos, una demagogia positiva. Lo de Macri ahora, en cambio, es una demagogia no sólo negativa desde el vamos, sino peligrosa. Decir que la cuarentena no sirvió para nada salvo para empeorar las cosas podrá reagrupar votantes de incuestionable anti-peronismo y dudosa educación, pero sólo suma desánimo al desaliento, desorganiza a la sociedad y por eso mismo conspira contra la salud pública.

No lo digo yo ni se trata de hacer oficialismo ni nada. Acaba de decirlo hace un ratito Fernán Quirós, el ministro porteño de su propio partido y que sí ha hecho méritos para ser considerado una autoridad: “La cuarentena precoz evitó una catástrofe sanitaria”. Imaginen cómo reciben los mandatarios del interior que no son peronistas y ven cómo se les puede ir de las manos la pandemia, las declaraciones de un ex presidente de su mismo espacio político que llama a la gente a no hacer cuarentena porque sólo beneficia a los tiranos que profesan el miedo.

Quirós dijo lo que dijo no sólo porque es médico y trata de cumplir su función con entereza profesional, moral y ética hipocrática, por más opositor al Gobierno nacional que sea. Debió decirlo, también, para que las burradas macristas no beneficien sólo a Alberto Fernández, reasignándole algo del equilibrio y la racionalidad perdidos o, al menos, desdibujados en los últimos tiempos.

Macri, al terraplanizarse y bolsonarizarse y donaldtrumpizarse consolida extremos fanatizados de su audiencia, lo cual ayuda infinitamente más que el kirchnerismo al Presidente y que el propio Presidente a sí mismo. Hacer campaña con la salud de la población en medio de una pandemia mundial es tan controversial como riesgoso. Pero hacer campaña contra la salud pública debería ser considerado, a mi juicio, delincuencial.

Sin llegar a tanto, ahora mismo Horacio Rodríguez Larreta está evaluando en qué momento salir no a avalar a su ministro, que de eso no caben dudas, sino a desautorizar con énfasis a Macri en materia de defensa de la vida. Por lo pronto, el mensaje privado de “mejor callate, Mauricio” ya le llegó.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario