lunes 27 de junio de 2022
Perfil

Lo primero que debemos hacer cada mañana

PODCASTS | Por Paula Cabalén | 20 de June 10:00

Cada mañana, cuando nos despertamos, tenemos la oportunidad de crear nuestro día con lo que más nos inspira.
 
Puede que te hayas ido a dormir con una sensación de cansancio, pesadez, agotamiento mental, sin embargo, al despertarte tienes la oportunidad de resetear esa mente y decidir comenzar ese día, con otro "mindset".
 
El momento durante el día en que abrimos los ojos por primera vez y tomamos conciencia es una excelente oportunidad para setear o intencionar el tono de todo lo que vendrá después, como la escena inicial de una película o novela. Al amanecer, o ni bien despertamos, nuestra capacidad para crear el día es más poderosa, y podemos ofrecernos de lleno al proceso creativo llenando ese momento con lo que más nos inspire. 
 
Puede ser que nuestra intención sea ser mejores en algo, tal vez más abiertos, generosos, agradecidos, cariñosos, relajados, flexibles, disciplinados, o puede ser que simplemente queramos estar más abiertos a la belleza en nuestra vida diaria. Cualquiera que sea el caso, si traemos esta visión a nuestras mentes en este momento tan fértil, la empoderamos para que sea el eje de nuestro día.
 
A veces nos despertamos con un estado de ánimo proveniente del día anterior, o como producto de un mal sueño, otras veces con más ánimo e inspiración. Si nos enfocamos al iniciar el día en esto que te compartiré, puede que logres de a poco acostumbrar a tu cerebro y que el mismo te pida estas acciones, ya que son generadoras de bienestar: Agradece por 3 cosas diferentes cada día.

Haz 5 minutos como mínimo de una respiración consciente, puedes acompañarla de algún sonido o música relajante. Setea una intención, algo que quieras para ti y tus seres queridos ese día.
 
Es ideal acompañar esto de algún tipo de ejercicio o salir a caminar. En mi caso, me hace muy bien iniciar el día con una salida a caminar durante 30 minutos como mínimo.
 
Mientras tanto tomamos contacto y profundizamos en nuestra conciencia y de lo que sucede dentro de nosotros, así como a nuestro alrededor. Mientras estemos conscientes, podemos honrar este sentimiento y también presentar nuestra nueva afirmación o visión, nuestra ofrenda a este día. 
 
Una vez que se convierta en hábito es posible que deseemos hacer algo de esto también antes de irnos a dormir e intencionar qué queremos llevar al día siguiente a nuestras vidas. Podría ser que simplemente queramos estar más abiertos a lo que se nos presente. O tal vez queramos invocar una cualidad o sentimiento particular. 
 
Podemos reafirmar nuestra visión o afirmación mientras nos lavamos los dientes, duchamos o desayunamos, así como recordarlo en varios momentos del día. Podemos escribirlo a modo de recordatorio en el celular, o en un papel en nuestro escritorio, o llevarlo con nosotros. Simplemente al ser conscientes de esos primeros momentos, preparamos el escenario para una experiencia más consciente y animada, y nos convertimos en participantes activos en la creación de nuestras vidas. 
 
Y seguimos mientras tanto dando las gracias. ¿Y qué vas a agradecer tú?

por Paula Cabalén

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario