jueves 19 de mayo de 2022
Perfil

La tortuga de Martín Lousteau tiene plan de escape

PODCASTS | Por Edi Zunino | 03 de September 11:45

El lunes pasado, el jujeño Gerardo Morales me decía que una de las grandes diferencias entre el oficialismo y la oposición es que “ellos están todavía más peleados que nosotros”.
O sea que, si se reconoce que hay lío, es porque hay un lío bárbaro.

Pero fíjense que las internas opositoras no están sólo apalancadas por quienes dentro de una semana se van a estar enfrentando en las PASO desde listas diferentes, sino que dentro del PRO y dentro de la Unión Cívica Radical se vienen sacando chispas también a un nivel que, mejor, alejá la garrafa.

Patricia Bullrich insiste en que hubiera sido mejor candidata que María Eugenia Vidal este año y, aunque no lo dice, hace -lo está haciendo en sus recorridas del país pese a que no es candidata a nada este año- que es mejor oferta que Horacio Rodríguez Larreta para suceder a Alberto Fernández en 2023. Halcones y palomas, que les dicen.

Por el lado del radicalismo, el mencionado Morales le pega a Martín Lousteau porque no apoya mucho que digamos a Facundo Manes, debido a que, según se lo acusa -y lousteau nunca lo ocultó-, tiene un pacto con Larreta, que metió al “Colorado” Santilli a competir con Manes del otro lado de la General Paz.
El pacto de “Guga” Lousteau con el “Pelado” Rodríguez Larreta era tan fácil como decir “en el 23, vos a la Casa Rosada y yo a la Jefatura de Gobierno”. Claro que nada es tan fácil en la lucha por el poder.

Las encuestas de imagen hicieron que Vidal se volviera para la Capital y Vidal es la mimada de Larreta y todas las dulces palomitas del PRO estarían muchísimo más cómodas si heredara la intendencia uno indiscutiblemente del mismo palo. O una, mejor dicho. Ella.
Pero como los bravos halcones creyeron desde el vamos que Horacio metía la pata repatriando a Mariu, lo metieron a Ricardo López Murphy en las primarias para que Javier Milei no los desangre “por derecha”, y, al final, parece que el viejo “Bulldog” termina siendo mejor candidato a alcalde que Vidal y que Lousteau para el sector más duro y antiperonista de la coalición opositora (que, en territorio porteño, es el oficialismo).

La falta de cohesión interna es la ventaja y, a la vez, la desventaja de las coaliciones modernas (si es que podemos llamar así a Juntos y al Frente de Todos). Pelearse los muestra con variedad de ofertas para distintos grupos sociales, pero los complica a la hora de gobernar a nivel nacional. En los últimos tiempos, les pasó a Cristina Kirchner, a Mauricio Macri y al actual Presidente. Así como la grieta externa impide diálogos y consensos, la interna dificulta construir densidad y coherencia.

A Martín Lousteau en la política le pasa un poco lo que a Marcelo Tinelli en la AFA: no termina de adaptarse a que, a último momento, siempre los acuerdos se desdibujan. Sobre todo cuando uno no termina nunca de ser sapo de otro pozo y de vez en cuando se le puede echar en cara que no sólo fue ministro de Economía de CFK, sino que fue el autor, ni más ni menos, que de la inolvidable Resolución 125 que partió al país como un queso… de campo.
La construcción de poder suele ser poco afecta a las lealtades de ida y vuelta. El que corre con más chances suele ser el que reparte los naipes, y cada mano es distinta. Es lo que le pasa a Lousteau con Larreta, quien, para ser presidente, tiene que buscar pactos con Lousteau, con los enemigos de Lousteau y hasta evaluar que Lousteau se quede en el camino.

Con los radicales le sucede algo parecido, aunque no lo mismo. Él quiso ser Manes. Quiero decir: el distinto, el que viene sin compromisos, el canchero, el que tiene mundo y propuestas y demás… Pero el radicalismo tradicional necesitaba dar un batacazo después de tantos malos tragos. No ser previsible con un “sucesor natural” autoproclamado. Y no entregarse al verdadero poder de la UCR porteña, que banca a Lousteau con el eterno “Coti” Nosiglia y el “Tano” Angelici tras bambalinas. 

Lo digo a tono de mal rap: la tortuga de “Guga” tiene planes de fuga…

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario