jueves 29 de septiembre de 2022
Perfil

Hernán Lacunza: "Tomamos la decisión del reperfilamiento para que el gobierno entrante no tuviera inflación del ciento por ciento"

PODCASTS | Por Jorge Fontevecchia | 07 de April 16:40

El economista más relevante de Juntos por el Cambio., ex ministro de Economía de los últimos días del gobierno de Mauricio Macri, analiza la situación económica argentina posacuerdo con el FMI, destierra las afirmaciones del Nobel de Economía Joseph Stiglitz y asegura que tomó la medida de aplicar el cepo en 2019 porque “la consecuencia era peor”.

Qué difícil será conciliar un plan común cuando, dentro ya no de Juntos por el Cambio sino de uno solo de los integrantes, el radicalismo, los diputados radicales Alejandro Cacace y Martín Tetaz proponen dolarización y el presidente del partido, Gerardo Morales, los represente diciéndoles que eso es una estupidez...
Un error que tenemos que evitar ante estos escenarios, ante estas situaciones de estrés cambiario o inflacionario e inestabilidad, son las soluciones mágicas, los atajos. Hay estímulos a las soluciones fáciles, entonces rápidamente tenemos una situación de inestabilidad nominal, alta inflación, lo que emerge hoy como principal problema económico y social, entonces está la tentación del camino corto, recurriendo a lo que funcionó alguna vez contra ese problema: la convertibilidad en los 90. Es el camino rápido, sin tener en cuenta diferencias de contexto político, económico, social, local o internacional. Con lo cual esas ideas no contribuyen en nada a buscar soluciones de fondo al problema de la inflación. En el mejor de los casos, son de tácticas transitorias, efímeras, que pueden tener beneficios de corto y problemas de largo, como también tuvo la convertibilidad. No exploran, buscan atacar la fachada y no la raíz del problema, que básicamente es un desequilibrio fiscal financiado con emisión. Podemos tratar de podar los árboles en el Amazonas, pero si dejamos la humedad en el suelo, que es el déficit financiado con emisión, podemos podar de día y de noche. 

El pensamiento mágico es hijo de la desesperación: frente a una enfermedad muy dolorosa, los seres humanos reducen su nivel de desconfianza y terminan creyendo en soluciones mágicas. ¿Existen también esas diferencias de visión económica dentro del PRO entre los que son llamados halcones y palomas?
Primero, esas soluciones no son científicas, sino fetichismo, que es lo que debemos tratar de evitar. Juntos por el Cambio es un espacio que se está graduando, está madurando, fundado por Mauricio Macri, que tuvo una conducción bastante personalista durante casi dos décadas, que llegó desde un partido vecinal o local a la máxima autoridad de la nación. En esa lógica las discusiones son bienvenidas, pero siempre hay una autoridad vertical que termina definiendo cualquier disenso. Graduarse como un partido realmente plural tiene los beneficios de incorporar más ideas, y las desventajas de que la solución de las diferencias o de los conflictos puede ser más anárquica. Celebro esa maduración del espacio político que se está graduando como partido político, al costo de esa solución de controversias un poco más desordenada. Asistimos hace poco a dilemas también con el acuerdo con el Fondo Monetario. Había una posición de la oposición que no era homogénea, había diferencias y, sin embargo, después de muchas reuniones de trabajo privadas y públicas y de un debate parlamentario institucional, se llegó a la solución de consenso del espacio político en Juntos por el Cambio, que creemos que era lo mejor para la Argentina, más allá del rol institucional de oficialismo u oposición. Se resolvieron las diferencias de manera no solo civilizada, sino también institucional, de la mejor manera para la Argentina. 

¿Es correcto decir que tu visión es más heterodoxa y que representa una forma de sincretismo entre todas las visiones económicas del PRO y del radicalismo?
Les escapo a las etiquetas, que las entiendo, de ortodoxia o heterodoxia. Se deforman a veces en una necesidad de simplificar, porque el campo de las ideas económicas es vasto y no siempre fácil de definir. Me gusta tener ideas no dogmáticas o visiones no dogmáticas, sino adecuar lo que podemos saber de la ciencia económica al momento y a la idiosincrasia que nos toca en la Argentina en este momento. Con lo cual, no pretendo representar una síntesis del pensamiento de la oposición. Sí que tenemos que buscar soluciones concretas y con las prioridades bien definidas. Sabiendo que lo primero que tenemos que atender es el 40% de pobres que tiene la Argentina. 

Patricia Bullrich dice que su ministro de Economía sería Carlos Melconian, sabiéndose que vos sos el recurrentemente más nombrado como candidato a ministro de Economía de Horacio Rodríguez Larreta. ¿Está enviando algún mensaje? ¿Hay diferencias entre tu visión económica y la de Melconian? ¿Es más ortodoxo, más duro, más relacionado con los halcones? ¿Las diferencias políticas entre halcones y palomas tienen una correspondencia en visiones económicas más duras o más eclécticas?
Así como es bueno que haya distintos dirigentes, líderes políticos, dentro de Juntos por el Cambio con aspiraciones legítimas presidenciales, es bueno que haya equipos técnicos, políticos, pero especializados en economía, y nos nutrimos de esa interacción hasta esa competencia. Carlos es un excelente profesional, no hay muchas diferencias. Bienvenido a la arena política. En realidad, él no es un economista partidario, pero nos beneficiamos del intercambio con profesionales de todas las ideas. 

Escuchá la entrevista completa en Radio Perfil FM 101.9.

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario