miércoles 30 de noviembre de 2022
Perfil

Gabriela Cerruti: la bombera del incendio interior

PODCASTS | Por Edi Zunino | 27 de January 13:09

Un equipo de información pública gubernamental o partidario funciona en parte, desde el punto de vista mecánico, como una redacción o una mesa de producción periodística. Trabaja más que nada sobre la agenda del día y se la comenta con la vertiginosidad, la vehemencia y el desparpajo de cualquier programa de panelistas. Lo demás transcurre bajo cuerda, en la insondable dimensión del off the record, donde funcionarios y operadores buscan generar los títulos que luego van a comentar en on.

Con Gabriela Cerruti, el gobierno de Alberto Fernández recuperó un género perdido en la puesta en escena del pankirchnerismo: las conferencias de prensa. La idea surgió del desbarranco en las últimas PASO para recuperar un espacio institucional que, si bien puede no generar ningún entusiasmo, al menos descomprime tensiones por el lado de la corrección institucional.

Las conferencias de prensa de Cerruti son una especie de miniatura de las famosas e irritantes cadenas nacionales de Cristina Kirchner pero al revés, por la particularidad de que, mayormente, terminan cumpliendo la función de conformar a la propia CFK, tranquilizarla o tratar de dejarla bien parada. Tanto en la crema del Gobierno como en la de la oposición se hizo carne la idea de que, sin unidad interna, ninguna de las dos coaliciones tendría durabilidad. Y el presidente Fernández sabe desde el vamos que convivir con Cristina, contenerla y de vez en cuando darle la razón es parte de su tarea cotidiana como cabeza estatal del Frente de Todos.

Esta mañana hubo una muestra de ello. Cerruti salió un poco más temprano que de costumbre a meter la voz de la Casa Rosada en el medio de una discusión a viva voz que empezó ayer entre figuras K que no se asustan con un default –y hasta les gustaría un poco- y ministros que los trataron de irresponsables y temerarios. Hagamos un análisis semántico de un concepto lanzado por la vocera hace un rato:
•    Dijo Cerruti: "Argentina tiene disposición de llegar a un acuerdo que permita pagar la deuda de Macri. Pero vamos a defender las jubilaciones, la inversión en ciencia y técnica y los gastos sociales".
•    Quiso decir Cerruti: 1) Calma, Fondo Monetario; queremos pagar, aunque este haya sido un negocio de ustedes con Macri. 2) Calma, Cristina: la idea es pagar sin ajuste.

En esa comunicación bifronte sirve para sintetizar el momento de tironeos que vive el Presdiente dela Nación. De todos modos, como se ve, las palabras de un portavoz –que es una, en este caso- no siempre van dirigidas al público en general y ni siquiera a los medios, sino que salen en busca, en todo caso, de esa parte de la audiencia con la que se está negociando alguna cosa. O conviviendo, si hablamos de La Jefa.

Claro que siempre hay algo que decirle al electorado y que lo quiera escuchar. Esta mañana se descartó que el Gobierno esté pensando en hacer obligatoria la vacunación contra el Covid-19 ni en extender el pase sanitario al transporte público urbano (mientras están creciendo las muertes y las internaciones). Parece otro gobierno, ¿no?. Y no por tener vocera.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario