Friday 14 de June de 2024
Perfil

El secuestro de Pedro Eugenio Aramburu

PODCASTS | Por Radio Perfil | 29 de May 15:16

Era una fecha especial para la llamada “Resistencia Peronista”: ese día se cumplió el primer aniversario del levantamiento popular conocido con el nombre de “Cordobazo”.

Gobernaba el país el general de facto Juan Carlos Onganía en medio de reclamos sociales y de luchas internas dentro de las fuerzas armadas.

El peronismo estaba proscripto y su líder, Juan Domingo Perón esperaba en su exilio en Madrid el momento de volver al país.

Como respuesta a tal prohibición, surgió la organización Montoneros cuyo primer objetivo fue tener un “bautismo público” a partir de algún hecho de trascendencia.

A las 9 de la mañana del 29 de mayo de 1970, un capitán y un teniente primero ingresaron al edificio de la calle Montevideo 1053 y se dirigieron al piso 8.

Allí vivía el ex presidente de facto Pedro Eugenio Aramburu.

Mientras tomaban café, los uniformados le explicaron que estaban allí para ofrecerle custodia durante las celebraciones por el Día del Ejército. 

Pocos días antes, el régimen de Onganía le había retirado la custodia policial, por lo que al general no le llamó la atención la visita.

Luego de charlar un rato, el teniente sacó una ametralladora que llevaba escondida dentro de un impermeable y le dijo a Aramburu: “usted se viene con nosotros”.

El militar partió con ellos sin ofrecer resistencia.

Los secuestradores eran, en realidad, dos jóvenes de 22 años: Emilio Maza y Fernando Abal Medina.

Afuera del inmueble los esperaban Mario Firmenich, vestido de cabo; y Norma Arrostito alias Gaby disfrazada con una peluca rubia.

Días antes, Firmenich se había hecho pasar por estudiante para poder ingresar a la biblioteca del Colegio Champagnat, que se encontraba justo frente al domicilio de Aramburu.

Desde sus ventanas pudo observar todos los movimientos de la futura víctima de lo que se llamó el “Operativo Pindapoy”.

Aramburu y sus secuestradores subieron a dos autos y, luego de hacer varios cambios de vehículos, se dirigieron en una camioneta hacia Timote, un pequeño pueblo de Carlos Tejedor, a 450 kilómetros de Buenos Aires.

Fueron por caminos alternativos de tierra para evitar posibles puestos policiales, por lo que el viaje duró unas ocho horas. 

Al llegar al pueblo, se dirigieron directamente al casco de estancia “La Celma” perteneciente a la familia Ramus, uno de cuyos miembros, Carlos Gustavo, militaba en Montoneros.

Aramburu fue llevado a una habitación donde se desarrolló días después lo que los guerrilleros denominaron “Juicio Revolucionario”.

Se lo acusaba de tres cargos: la ejecución de 18 militares y 9 civiles en los basurales de José León Suarez - lo que después Rodolfo Walsh denominaría “Operación Masacre”-, por el robo del cuerpo de Eva Perón y por organizar un golpe militar contra Onganía.

La parodia de juicio duró tres días y, como era de esperar, se lo condenó a la pena de muerte.

Aramburu fue llevado al sótano del lugar y lo pusieron contra la pared. Fernando Abal Medina le disparó en el pecho con una pistola 9 milímetros. Le siguieron varios tiros de gracia.

El cuerpo del General fue enterrado allí mismo y Montoneros emitió un comunicado informando lo sucedido.

De esta forma, la organización guerrillera logró su objetivo: hacer su aparición en la escena nacional a partir de un hecho conmocionante para la opinión pública.

Ocho días después, la junta de comandantes destituyó a Onganía y puso en su lugar a Roberto Levingston.

El asesinato del ex presidente de facto marcó el inicio de la década más violenta del siglo pasado en Argentina.

El 29 de mayo de 1970 la agrupación guerrillera Montoneros secuestró al ex presidente Pedro Eugenio Aramburu

La historia también es noticia en Radio Perfil. Guion de Javier Pasaragua y locución de Pita Fortín.

por Radio Perfil

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario