domingo 29 de enero de 2023
Perfil

El 8 de febrero de 1822 se decretó la organización de la Universidad de Buenos Aires

PODCASTS | Por Radio Perfil | 08 de February 07:20

Ya desde el sábado 11 de agosto de 1821, el frente de la iglesia de San Ignacio estuvo especialmente iluminado, mientras dos orquestas se turnaron para tocar hasta bien entrada la noche. Las razones de los festejos eran que Buenos Aires tendría, después de cincuenta años de idas y vueltas, su universidad. Hasta entonces para estudiar se debía ir a la de Córdoba, a la de San Felipe, de Chile, viajar un poco más lejos al Alto Perú o definitivamente hacerlo en Europa.

Cuando llegó al gobierno en 1820 Martín Rodríguez, héroe de las invasiones inglesas, su gestión abrió una etapa conocida como la “feliz experiencia”, al plantear una administración moderna y eficiente, eliminando viejas instituciones virreinales, como el Cabildo. Fue clave la designación como ministro de Gobierno y de Relaciones Exteriores de Bernardino Rivadavia. Apenas asumido, puso manos a la obra y el 9 de agosto se hizo la firma formal de creación de la “Universidad pública de Buenos Aires”.

El acto contó con la presencia de autoridades civiles, eclesiásticas, militares y de profesores. Fue la primera ceremonia pública en que se presentaba, en pleno, el cuerpo diplomático. Todos entraron después de Martín Rodríguez y el propio Sáenz, quien sería el primer rector. Llevaban sobre un almohadón de tela de damasco y oro, el edicto de creación. Los festejos siguieron hasta la noche, cuando se quemó un castillo, armado para la ocasión.

La universidad comenzó a funcionar en la Manzana de las Luces. Compartía el edificio con la biblioteca y el Colegio de San Carlos y se les uniría en 1823 el Museo de Ciencias Naturales. Su autoridad máxima era un rector cancelario, secundado por prefectos que estarían a cargo de los departamentos que, junto a un padrino, conformaban un Tribunal Literario, y una Sala de General de Doctores.

Elaboraron estatutos, plan general de estudios, arancel por matrícula, determinar los exámenes y los títulos a expedir. El 8 de febrero de 1822 el gobierno determinó que la UBA se dividiría en seis departamentos: Primeras Letras; Estudios Preparatorios, que en un primer momento estaría a cargo del propio Rivadavia; Ciencias Exactas; Medicina; Jurisprudencia y Ciencias Sagradas, que fue la única que no comenzó a funcionar por falta de inscriptos.

La primera inscripción fue la siguiente: 4 en Medicina, 9 en jurisprudencia, 165 en Ciencias Exactas -estudiantes que venían de las escuelas técnicas consulares- y 150 en Estudios Preparatorios.

Guión y locución de Pita Fortín. 

por Radio Perfil

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario