martes 24 de mayo de 2022
Perfil

El 12 de mayo de 1982 se produjo un nuevo atentado contra el Papa Juan Pablo II

PODCASTS | Por Radio Perfil FM 101.9 | 12 de May 09:00

Eran casi las once de la noche en la Plaza Fátima de Portugal y una inmensa multitud se congregó para recibir al sumo Pontífice.

 El líder de la Iglesia Católica había viajado por primera vez al santuario portugués para dar las gracias por haber sobrevivido al intento de asesinato llevado adelante por el turco Ali Agca en la plaza de San Pedro casi un año antes.

Luego de depositar como ofrenda en la corona de la Virgen la bala con la que había resultado gravemente herido y de concluir la procesión de velas, el Papa se dirigió al altar central de la basílica para bendecir a los fieles.

Fue en ese momento cuando, a escasos metros del pontífice, un grupo de policías detuvo a la fuerza a un joven sacerdote que intentaba acercarse al altar mientras gritaba consignas contra el Concilio Vaticano II y el comunismo.

El atacante era Juan Fernández Krohn, un español de 32 años que había sido ordenado sacerdote por el monseñor Marcel Lefebvre.

El religioso francés sería excomulgado por el mismo Papa en 1988 por “apología del racismo” al pedir la expulsión de todos los árabes y musulmanes de su país.

Fernández Krohn se había trasladado a Lisboa desde París el día 12 y se había situado entre un grupo de sacerdotes durante la ceremonia.

Llevaba una cartera de cuero negro y una bayoneta de 37 centímetros de longitud escondida entre su ropa, con la que se abalanzó para intentar apuñalar al Papa.

Las versiones sobre si pudo o no herir a Juan Pablo ll son contradictorias.

Aquel día se pensó que el pontífice apenas se había enterado de lo ocurrido y que supo que había sido objeto de un atentado fallido cuando preguntó por su agresor, pensando que había sufrido un accidente en las escaleras.

Sin embargo, su secretario privado y asesor por casi 40 años reveló, en un documental, que el Papa fue herido durante el ataque y aseguró que cuando volvió a su habitación luego de la celebración “había sangre”.

Sin embargo, el responsable de la seguridad de la ceremonia, David de Azevedo dijo que los policías lograron frenar al agresor al tirarlo al suelo y reducirlo. También afirmó que la punta del sable quedó muy cerca de los pies del Papa, pero no lo tocó.

Según los policías, el único herido fue el subjefe de la fuerza, que se hizo un corte pequeño al quitarle la bayoneta a Fernández Krohn.

El atacante declaró, posteriormente, ante el juez de Lisboa que se había preparado durante seis meses para matar al Papa, que había logrado tocar la pierna de Juan Pablo II en la escalinata y que los policías impidieron que lograra su objetivo.

En su cartera llevaba un documento traducido en tres idiomas en el que explicaba por qué quería matar al Papa.

Por el hecho, Fernández Krohn fue condenado a seis años y medio de prisión en Portugal.

Cumplida su condena, el ya ex sacerdote fue expulsado del país y tras una estancia en Francia, de donde también fue expulsado, se radicó en Bruselas, donde se casó y tuvo un hijo.

Actualmente, se dedica a mantener su canal en YouTube y a intervenir en foros en internet donde asegura que aquel día nunca hirió al sumo pontífice.

La historia también es noticia en Radio Perfil. Guion de Javier Pasaragua y Locución de Pita Fortín.

por Radio Perfil FM 101.9

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario