miércoles 23 de junio de 2021
Perfil

El 1 de septiembre de 1939 la Alemania de Hitler invadió Polonia iniciando la Segunda Guerra Mundial

PODCASTS | Por Javier Pasaragua | 01 de September 07:24

Fue la primera de las agresiones bélicas que el nazismo emprendería luego de la llamada “Gran Guerra” y la excusa para hacerlo se originó a partir de una mentira. El 31 de agosto del 39, seis miembros de las SS fingiendo ser soldados polacos tomaron la emisora de radio de Gleiwitz, en donde lanzaron proclamas contra el Tercer Reich. Esta farsa le permitió a Adolf Hitler justificar la acción bélica contra Polonia.

El ejército polaco fue fácilmente derrotado, al no poder hacer frente a las tropas germanas que utilizaron la técnica denominada “guerra relámpago”, basada en el rápido movimiento de sus blindados y una potencia de fuego aplicada al máximo de su capacidad. Polonia, por su parte, intentó una tibia resistencia con su caballería ante los tanques alemanes, pero fue rápidamente aniquilada.

La caída de Polonia sería acelerada por la posterior invasión llevada adelante por la Unión Soviética el 17 de septiembre y por la total ausencia de ayuda por parte de sus aliados: el Reino Unido y Francia. El 20 de septiembre, Hitler ordenó un masivo bombardeo a Varsovia, la ciudad estaba rodeada pero aún seguía resistiendo. En tanto, los soviéticos, en acuerdo con Alemania, invadieron la mitad oriental polaca. El país invadido se vio rodeado y sus tropas no tuvieron más opción que firmar su rendición incondicional.

La derrota de Polonia significaría la abrupta caída de los estándares de vida de sus ciudadanos, especialmente de los polacos judíos. Durante la ocupación, fue asesinada más del 20 % de la población polaca existente desde antes de la agresión del nazismo.

Guión de Javier Pasaragua y locución de Camila Ansaldo.

 

por Javier Pasaragua

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario