sábado 25 de junio de 2022
Perfil

Chile cambia: "Gabriel Boric es un admirador del modelo peronista"

PODCASTS | Por Edi Zunino | 22 de December 10:45

Néstor Aburto estuvo más de una década recorriendo los pasillos del Palacio de La Moneda, cubriendo la actualidad gubernamental para el influyente multimedio independiente chileno Bio Bio, del que ahora es director periodístico. Tiene 35 años, la misma edad que el presidente electo, Gabriel Boric, y advierte que no se debería esperar que el 11 de marzo asuma un izquierdista radicalizado, sino más bien alguien moderado que, para cumplir sus promesas electorales, necesitará sí o sí de ampliar su coalición más allá del Frente Amplio que integra y de hallar consensos en un Parlamento compartido casi en mitades iguales con la derecha, que está desprestigiada pero ejercerá el control legislativo y ya se expidió a través de los mercados, con la caída de la Bolsa y la disparada del dólar.

Haciendo un esfuerzo para que de este lado de la cordillera se entienda lo que viene en Chile, Néstor apunta una curiosa definición:
“Ellos son admiradores del modelo peronista. Analizan que desde Carlos Menem hasta los Kirchner pudieron gobernar tranquilos, digamos, con ese modelo en el que, por decirlo, en el Frente Amplio podrían estar desde los más conservadores y cercanos a la Casa Blanca, como también podrían estar quienes le hagan guiños a Venezuela o al mismo peronismo argentino. Pero cuál es la diferencia: hay un tema de cultura. Para poder llegar a eso hace falta tiempo. ¿Qué les ayuda a ellos para poder desarrollar una cultura peronista a la chilena? Que la derecha está totalmente destruida. Está fragmentada la derecha chilena. Si bien tendrá peso en el Parlamento, no vemos líderes nuevos, no vemos interlocutores válidos, salvo Manuel José Osandón, que es un senador de Renovación Nacional que va de candidato a presidir la Cámara Alta ahora y podría ser una especie de salvavidas para Gabriel Boric. No vemos a una derecha que esté cooordinada para los tiempos de hoy, para los debates de hoy. Vemos una derecha más bien retrógrada y eso lo muestran los mismos números que le quitan credibilidad cuando se habla de aborto o del matrimonio igualitario, que le costó muchísimo unirse para aprobarlo y en definitiva, va a llevar el sello de Sebastián Piñera”.

Néstor Aburto

Si Boric no trabaja fino en ese consenso, Aburto, uno de los periodistas más relevantes de Chile, advierte el peligro de que se vivan situaciones complicadísimas desde lo político y en medio de una situación económica que, en lo inmediato, se presume muy compleja: 
“Vamos a tener una presidencia desde el 11 de marzo que va a buscar transformaciones, pero en la medida de lo posible. Quiero decir que estas transformaciones van a ser exitosas siempre y cuando unan consenso con la oposición para que esto pueda ver la luz. Si no es así, Gabriel Boric puede ser uno de los más grandes fracasos de la izquierda latinoamericana. Él logró movilizar a 1,7 millón de personas que lo votaron. Eso es una enormidad en estos tiempos donde no hay voto obligatorio en Chile. Pero eso también quiere decir que hay 4 millones de chilenos que se levantaron a votar por él pese al calor y todas las situaciones que hubo, pero que tienen en él una confianza, una esperanza. Si eso él no lo logra plasmar de verdad en un cambio estructural, que es lo que ha comprometido, créanme que este podría llegar a ser uno de los gobiernos que caiga más rápido, con muchas movilizaciones en la calle”.

Todo esto se empieza a definir en lo inmediato, antes que nada, con el anuncio del gabinete de ministros. En Chile es tradición que los presidentes electos apuren esa noticia para darle previsibilidad y orden al traspaso del mando. Dice Aburto:
“Es un compromiso del presidente electo que, en un mes más, viene el anuncio de su gabinete. Se van a conocer los 24 ministros que acompañan al jefe de Estado y de ahí para abajo, todo el catálogo de autoridades que tiene el Estado chileno y dependen de la Presidencia. Se vienen los esfuerzos por cómo unir este grupo y si va a haber espacio para la antigua Concertación que cogobernó durante 30 años con Ricardo Lagos, con Michele Bachelet, con Eduardo Frei, que fueron los rostros emblema junto al fallecido Patricio Aylwin, a ver si esa coalición le va a prestar línea de crédito o si lo que le van a dar será un préstamo corto sin avales de esos nombres. La pregunta es si la Democracia Cristiana, el Partido Socialista, el PPD y el Partido Radica, que son los partidos tradicionales de la centro-izquierda con experiencia de gobierno van a ocupar puestos claves dentro del nuevo gobierno. Esto se tiene que resolver dentro de las próximas semanas. Es la clave”.

Por si fueran pocas las movidas que vienen, en el transcurso de los próximos ocho meses debería estar lista la primera versión de la nueva Constitución, surgida de los estallidos sociales puestos a la orden del día desde 2019. Nada está escrito sobre lo que viene en Chile. Salvo que va ser digno digno de seguírselo de cerca.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario