martes 15 de junio de 2021
Perfil

Argentina desquiciada: la voz de la cordura, esta vez, la puso Lilita Carrió

PODCASTS | Por Edi Zunino | 11 de May 14:48

Abran Facebook: parece una sección de avisos fúnebres. El promedio de 400 muertos diarios se numera en las noticias, pero se cualifica en el entorno de cualquiera. Esta segunda ola pega más duro que la primera, pero la dirigencia política ya está de nuevo en otra. Fíjense, hace un año nomás, qué fácil era ponerse de acuerdo e, incluso, qué rentable para ellos, que llegaban a niveles de aprobación de otro planeta, más del 85% de imagen positiva tenía el Presidente y a los gobernadores de todos los estratos no les iba peor. Se gobernaba por decreto y no pasaba nada, porque sonaba lógico en una situación excepcional, dinámica y cambiante donde, además, había consultas y diálogo permanente. No me voy a poner nostálgico del 2020, porque aun así fue un espanto, pero miren ahora: como dejaron de gustar los decretos –cosa que, vista en general, no está nada mal-, el Gobierno mandó un proyecto de ley al Congreso para ver cómo se toman decisiones ¡14 meses después de declarada la primera cuarentena! y ahora la oposición no quiere ley ni decretos ni nada, quiere sólo autonomías distritales, que, en una pandemia, pueden ser letales porque la gente va y viene y el virus viaja en gente. Todo una locura por donde se lo mire.

El único acuerdo posible de los últimos tiempos consistió en correr un mes el calendario electoral. Traducción: en lo único que coinciden nuestros representantes es en las reglas para doblar la apuesta del desquicio durante la campaña para las PASO y después las generales. Esta vez, curiosamente, la voz de la cordura la puso Lilita Carrió, que llamó a todos, a los de un lado y a los del otro, a medir bien las consecuencias que podría tener para el sistema en su conjunto un show porno-electoral en medio de un festival de muertos.

Si las elecciones estaban lejos del interés social en las fechas normales, hoy, según el sentido común de la opinión pública, corresponden a una dimensión absolutamente ajena. El politólogo y encuestador Gustavo Córdoba, que se hizo conocido por su acierto casi exacto de las PASO 2019, interpreta, desde sus mediciones, que el horno no está para bollos: “Hay una fatiga, Edi, es notable… Olvidate de la Argentina, veamos la región. El horno no está para bollos y para utilizar una metáfora más directa, no es que están jugando con fuego: están jugando en el fuego. Miremos lo que está pasando en Colombia, miremos lo que pasó en Chile, que una protesta en el subte derivó en casi la caída de un gobierno. ¿Por qué vamos a estar nosotros exentos de eso? Esa fatiga social, ese descreimiento, esa incertidumbre, ese desacople también entre las aspiraciones ciudadanas y lo que la política y las dirigencias le devuelven, genera tensión, claramente. Y este punto de la pandemia que vos señalás tiene muchas aristas… Dejame que te señale una: en el actual contexto, ¿la gente va a ir a votar o no? No es inocente que amplios sectores de la sociedad argentina decidan no incluirse en términos electorales”. 

Voy por otro encuestólogo y me encuentro con Artemio López. Quiero saber si estamos condenados a la confrontación voraz como única versión de la política. Me dice López: “Había un eje moderado Alberto Fernández-Horacio Rodríguez Larreta que se correspondía con altos niveles de aceptación, pero ese proyecto fracasó. Hoy estamos en los mismos niveles de polarización que existían en los finales del gobierno de Macri y del gobierno de Cristina”.

¿Y eso no puede generar un despegue de la sociedad? Porque la confrontación no le está resolviendo la subsistencia… Dice Artemio López: “Si no se reconduce la política en atención a los ingresos y en materia social, siempre es posible esperar reacciones por parte de la sociedad civil. No hay ningún país que esté exento de reacciones frente a las agresiones en materia de ingresos por parte de los gobiernos”. 

Esto es la realidad, señoras y señores. No es el fútbol de estos tiempos, con tribunas vacías. En todo caso, están llenas, hay fatiga y en los alambrados hay agujeros por todas partes. Guarda con eso.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario