martes 28 de septiembre de 2021
Perfil

Esperan un crecimiento del PBI norteamericano del 6,5%

ECONOMíA | Por Julieta Colella | 18 de March 10:27

Tal como lo comentamos en la columna del día de ayer, se llevó a cabo la reunión de la Reserva Federal en Estados Unidos. No se modificaron los tipos de interés de corto plazo, porque en la reunión se estableció que las amenazas respecto de las crisis sanitarias son muy elevadas y la FED quisiera ver consolidada una recuperación económica. La idea es que para el año 2021 la tasa siga baja, para el 2022 ya hay una minoría de los miembros de la Reserva Federal que plantean tasas un poquito más altas, y para el 2023 más miembros todavía plantean una tasa que pueda subir al 1,0%. 

Para el 2021, esperan un crecimiento del PBI norteamericano en torno del 6,5%, sin embargo, quienes proyectan de forma más optimista, llegan a pronosticar un crecimiento en torno al 7,3%. La mediana de las proyecciones da un crecimiento del 6,5% para el 2021, 3,3% para el 2022 y 2,2% para el año 2023. Con respecto a los precios, espera que suban más allá de 2,0% para este año, del 2,3% para el 2022 y del 2,3% también para el año 2023. Con respecto al empleo, buscan una tasa de desempleo muy baja que se ubique en el 4,5% este año, y por debajo del 4,0% para los años siguientes. 

En términos generales todo esto quiere decir que a la Reserva Federal le importa mucho más el crecimiento de Estados Unidos que la inflación. Con lo cual la inflación va a subir, y seguramente la tasa de retorno de los bonos de Tesorería americano van a seguir subiendo. En la mañana de hoy amanecemos con una fuerte suba en la tasa de estos bonos. La tasa a 10 años ya está en el 1,74%, rumbo al 2,0% y a 30 años 2,5%. 

¿Cómo le puede impactar esto a América Latina? Si sigue subiendo la tasa de retorno de los bonos de tesorería americano, muchas monedas podrían entrar en un escenario de devaluación competitiva. 

En el ámbito local vemos una economía muy peleada. En el día de ayer el INDEC informó la inflación mayorista al mes de febrero. 6,1% para la variación mensual, ubicándose muy por arriba de la inflación minorista que fue 3,6%. La variación mensual de la inflación mayorista es explicada como consecuencia de la suba de 6,0% en los “Productos nacionales” y de 7,4% en los “Productos importados”. En lo que respecta a la variación anual, fue del 47,7% y en solo 2 meses del año acumula un 12,0%. 

El dato a febrero fue el peor valor desde agosto del 2019, que había alcanzado una inflación mayorista mensual del 11,2%. Si bien el dato de febrero fue recibido con preocupación, tampoco es que haya tomado por sorpresa a los analistas privados, quienes dicen que los precios de los bienes dolarizados vienen estando desde hace rato corriendo por arriba de los no dolarizados, y que los precios mayoristas tienen una mayor participación de los dolarizados. 

Este punto está en que el número preocupa, porque en nuestro país más temprano que tarde, el aumento de los precios mayoristas, se trasladará a los precios minoristas, por lo que ya nos permitiría anticipar que la inflación de marzo va a ser alta. 

El INDEC también dio a conocer el costo de la construcción, para el Gran Buenos Aires, y en febrero tuvo un incremento del 5% en comparación con el mes anterior, resultado del alza de 4,6% en los materiales, 4,9% en la mano de obra y 7,4% en los gastos generales. En el primer bimestre del año acumula un 8,2% y 40,8% fue la variación interanual. En el nivel general, los costos en los materiales de la construcción se destacaron del resto de los componentes en lo que respecta a la variación interanual. Tuvieron un incremento del 76,5% respecto a febrero del 2020, un valor ampliamente por encima de la inflación acumulada el período.

 

por Julieta Colella

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario