domingo 26 de septiembre de 2021
Perfil

El intercambio comercial del país es hoy 26,1% superior al promedio de los últimos 20 años

ECONOMíA | Por Julieta Colella | 15 de March 11:31

En la actualidad, la economía argentina tiene frente a sus ojos un panorama internacional similar al de los años 2011/2012, pero todo apunta a que volvería a desperdiciarla.

Con el precio de la soja por arriba de los USD 500 la tonelada y los precios de los productos agrícolas en muy buenos niveles, los términos de intercambio del país –es decir, la relación de precios entre lo que vendemos y lo que compramos- es hoy 26,1% superior al promedio de los últimos 20 años, una situación que, solamente, fue mejor en el año 2012. En 2012 los términos de intercambio alcanzaron un pico histórico, 27,6% por encima del promedio de lo que va del siglo XXI. Después, la mejora empezó a revertirse, pero se puso el foco en ese momento para destacar que un marco externo favorable no basta para que la economía mejore o se recupere. La mejor muestra es el propio año 2012, en que con los mejores “términos de intercambio” de lo que va del siglo XXI, el PBI cayó 1% y la inversión retrocedió nada menos que el 7,1%. La única variable macro que ese año tuvo un crecimiento significativo fue el “consumo público”, que aumentó 3,3 por ciento.

Argentina, señalan algunos investigadores, es un país muy poco integrado al mundo, y entre los cepos al cambio y al comercio exterior, tiende a profundizar esa condición. Mientras el PBI del país equivale al 0,51% del PBI mundial, sus ventas al exterior son apenas el 0,36% de las exportaciones mundiales. Son incluso inferiores a las de Chile, cuyo PBI es 0,23% del total mundial, pero explica el 0,38% de las exportaciones mundiales. 

Por lo tanto, habrá que ver si Argentina esta vez aprovecha la oportunidad o la desperdicia de la misma forma que ocurrió hace aproximadamente 10 años atrás.

Cambiando de tema, semana clave en lo que respecta a las publicaciones del INDEC. Mañana conoceremos la valorización mensual de la canasta básica y total, lo cual nos delineará las líneas de pobreza e indigencia a febrero del 2021. A mitad de semana conoceremos al índice de precios mayoristas y del costo de la construcción, lo cual nos marcará tanto la inflación mayorista, que después suele trasladarse a la inflación minorista, como la inflación de la construcción, sector clave para la reactivación económica. 

Con respecto al dólar oficial, que en el día viernes cerró en $95,75, en lo que va de marzo, el peso se devaluó 1,3%. Sin embargo, el objetivo del presupuesto implica que el ritmo de depreciación debería seguir desacelerándose por debajo del 1% mensual, lo cual pareciera que estamos muy lejos de cumplirse. $102,40 es lo que está pautado para fin de año. 

Por lo tanto, vemos que, ya terminando el primer trimestre del año, tanto el objetivo de inflación del 29,0% para fin de año, como el objetivo del dólar a $102,40, planteados ambos en el presupuesto nacional, se ven totalmente desdibujados. 

 

por Julieta Colella

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario