viernes 24 de junio de 2022
Perfil

Rodríguez Larreta, Morales y la grieta del bondi (Terminal Casa Rosada)

PODCASTS | Por Edi Zunino | 14 de February 10:52

El conflicto presupuestario por quién paga los subsidios a los colectivos en la Ciudad de Buenos Aires y el AMBA es un tema nacional, tanto que los gobernadores del Norte del país –incluidos los radicales Gerardo Morales y Gustavo Valdés- respaldaron al Gobierno Nacional en su nuevo encontronazo de caja con Horacio Rodríguez Larreta. Las palabras de Morales reflejaron lo que piensan no sólo los mandatarios provinciales sino millones de sus gobernados cuando de “privilegios porteños” se trata: 
“En el AMBA reciben los subsidios que no recibimos en el interior. El AMBA paga el boleto 18 pesos y nosotros pagamos 50. En la energía, el AMBA paga cinco veces menos la luz que lo que pagamos en el interior del país. Lo mismo con el agua”, expresó el jujeño, que, vale recordar, llegó al poder en una alianza con Sergio Massa que nunca nadie dio por difunta. Y recuerdo también que es el mismo Massa que, además, amasó una relación súper estrecha con Larreta.

Digo esto por ninguna chicana, sino porque las urgencias de gobierno y las apetencias de poder con vistas al 2023 están agrietando la interna opositora ya no entre “halcones” y “palomas”, sino también en el “palomar” que a veces suena como “gallinero”.  Los proyectos presidencialistas de Larreta y Morales chocan en una grieta de los bondis que tiene terminal en la Casa Rosada, donde siempre gobernar depende bastante de dividir mucho o poquito, pero jamás nada.

Pero no sólo de quebrar se trata, sino de quebrar bien (digamos). De muchas maneras, puede leerse la conflictividad entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta como un remake de la que atizaron Néstor y Cristina Kirchner con Mauricio Macri, allá por el principio de estos tiempos, lo cual regeneró el sistema político estallado en 2001 como cosa positiva y nos dejó la contracara de este ya insufrible el “macristinismo” como dolencia crónica.

Se supone que Alberto, Horacio y el propio Gerardo Morales pertenecen al pretendido “centro racional” del sistema político, pero ninguno tendría entidad propia sin contradicciones con los otros. En esa dialéctica puede anidar una nueva evolución de nuestro sistema representativo, aunque también su propia implosión en favor de alguna clase de regreso a los extremos. 
Sea como sea, la cuestión económica del reparto de los subsidios es el tema crucial para la vida cotidiana. No estaría nada mal que la Argentina, de una buena vez, establezca parámetros productivos, recaudatorios y distributivos que apunten parejo al progreso y la justicia, pero pretender resolverlo todo quitando de un lado para ponerlo en el otro no alcanza para reparar los postergados y, encima, hiere a los nuevos perdedores. No está mal comparar los 18 de boleto en el AMBA con los 50 en cualquier ciudad grande del interior. Ahora bien: en este 0.4% del territorio vive, hacinada y mal distribuida, el 40% de la población del país que, para ir y volver de trabajar, rara vez paga un solo boleto y usa un solo sistema de transporte.

Sábana corta es miseria espantosa. Y eso es lo que deberían conversar los “racionales”, sin pausa, hasta que resolvamos el drama.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario