Friday 1 de March de 2024
Perfil

Raúl Jalil: "El sostén de un gobierno como el de Milei tienen que ser los gobernadores”

PODCASTS | Por Jorge Fontevecchia | 07 de December 16:34

El gobernador de Catamarca cree que fue un error haber desdoblado las elecciones locales de la nacional en muchas provincias y que si no lo hubieran hecho Sergio Massa sería hoy presidente porque con el 36% de los votos en primera vuelta le faltaba solo el 4% para ganar sin necesidad de balotaje. Él mismo fue elegido con un 54% de los votos para su segundo mandato a partir del próximo 10 de diciembre, obteniendo el porcentaje más alto para un candidato a la gobernación desde el retorno de la democracia, en 1983. Lo particular de las elecciones catamarqueñas fue que el candidato que quedó en segundo lugar por La Libertad Avanza, con un 24% de los votos, es su primo hermano, que vivió, hasta seis meses antes de las elecciones, en Estados Unidos. Junto con Salta y Jujuy, Catamarca integra la Mesa del Litio, donde se debaten las políticas de industrialización y comercialización del mineral más importante para las energías renovables del futuro. Economista y contador, tiene una visión muy optimista sobre el futuro de la Argentina y una postura dialoguista y antigrieta –“el peronismo expulsó mucha gente durante muchos años”–, apuesta al diálogo fructífero con el presidente electo, Javier Milei, y a que cambiará su decisión respecto de la continuidad de la obra pública.

Los radicales gobernaron la provincia, o coaliciones cercanas al radicalismo, veinte años antes de que usted y su predecesora recuperaran la provincia para el peronismo, ¿cómo hicieron? 
Junto con Lucía Corpacci, la exgobernadora durante ocho años, y hoy senadora nacional, teníamos un proyecto político donde veíamos que las necesidades básicas de una provincia, la energía, el agua, el empleo, no se cumplían y en ese momento Cristina nos ayuda, va a Catamarca, se recupera la provincia, y llevamos doce años de gobierno, ocho de Lucía, más cuatro míos, que ya tomé la decisión. Catamarca, de acuerdo a la Constitución, el gobernador, los diputados, los intendentes, pueden ser reelectos, pero envié a la Cámara Legislativa para reglamentar ese artículo de la Constitución y ya a partir de los próximos días, solamente va a poder estar un solo mandato. O sea que el secreto es la gestión, el secreto es cómo estaban gestionando Catamarca, y la gente también vuelve a votar, si uno gestiona bien, la gestión y la política.

Hay que poner en contexto para la audiencia más joven, por qué durante veinte años el peronismo perdió Catamarca, después de ser una provincia mayoritariamente peronista, que tiene que ver con la tradición anterior de gobierno peronista de Saadi y el escándalo a partir de María Soledad. 
El mundo va cambiando a una velocidad mucho mayor de lo que la gente lo puede asimilar, uno puede observar que las redes sociales conocen más de nosotros que nosotros mismos. En ese sentido, un hecho policial que se convirtió en un hecho político, después un distanciamiento con quien en ese momento fue Carlos Menem, presidente, fue a Catamarca, la primera provincia a la que va después de votar es a Catamarca a visitar nuestra Virgen del Valle. Bueno, los cambios que se dan en la política son producto de dos cosas, de la gestión y de la política. Antes era mucho más la política y hoy va tomando fuerza la gestión y eso lo vemos en las últimas elecciones. 

¿Por qué la mayor cantidad de votos, más que ningún otro gobernador, a qué lo atribuye?
A la política y sobre todo a la gestión. Hoy, el acercamiento con los intendentes peronistas, radicales, el acercamiento con el gobierno nacional. Nosotros, Alberto Fernández, Katopodis, Wado, Ferraresi en su momento, ahora Santiago, Carla en su momento, la verdad que nosotros hemos tenido mucha ayuda del gobierno nacional producto de dos cosas, de la gestión que hacíamos como gobierno y también del apoyo que teníamos de Alberto Fernández. Por eso Catamarca es la provincia que más empleo privado ha generado en todo el país. Y pensamos que esa es la línea, y no solamente hemos generado trabajo en la parte de la obra pública, sino también en la minería, en el turismo, en la industria textil. Y esperemos seguir siendo los líderes en la generación de empleo privado. 

Durante estos cuatro años recibieron muchos fondos nacionales para obra pública, y ahora se enfrentan a un gobierno que no enviará los fondos especiales para cubrir lo que había prometido Sergio Massa, del cambio de la reducción de los impuestos de la cuarta categoría para pagar el aguinaldo, ¿cómo sigue la película? 
Hace dos meses, firmamos un compromiso con Sergio, como precandidato y como ministro de Economía, de la devolución de la pérdida del impuesto a las ganancias. Creo que se va a solucionar la pérdida que se ha ocasionado por el impuesto a las ganancias, que en líneas generales, el impuesto es lo que se paga para vivir en una sociedad civilizada. Y la verdad que los argentinos a veces tenemos esa idea de no pagar un impuesto o de evadir. Yo tengo mi visión, creo que uno de los problemas que tiene la Argentina es que cuando la gente fue a Estados Unidos, yo he vivido un tiempo ahí, la gente fue a colonizar y acá vinimos a conquistar, entonces, una parte la sociedad piensa en conquistar la Argentina y en comprar un dólar, y no en la colonización, que la idea de la colonización es otra, es el asentamiento, el desarrollo. Pero bueno, yo creo que en el fondo tenemos algo de la epigenética que nos impide el desarrollo. 

Eso respecto de los impuestos, pero respecto de la obra pública, por ejemplo, ¿cómo se la van a arreglar a partir de un gobierno que dice “paro toda la obra pública” si parte del éxito de esta reelección por la mayor cantidad de porcentaje que ningún otro gobernador haya obtenido, tiene que ver también con los recursos que aportaba el Estado?
Primero, una cosa es la campaña, lo que uno promete, y después cuando uno se sienta en el sillón, en este caso de Rivadavia, y tiene que empezar a interactuar con gobernadores, con legisladores, con los sindicatos, con la política internacional, nosotros tenemos muchas inversiones de origen chino, americanas, francesas, japonesas, o sea, creo que son dos cosas distintas. 

¿El “voy a parar toda la obra pública” era una frase de campaña, pero usted tiene esperanza de que no pare toda la obra pública?
Yo digo lo que escucho. Hemos tenido una reunión con Guillermo Francos, que me pareció una persona muy amable, nos ha escuchado, hemos podido dialogar, y es el futuro ministro del Interior. Él dijo que iba a dolarizar y ahora dijo que no, dijo que iba a cerrar el Banco Central, ahora no. Creo que a veces se ganan las campañas de una forma, pero cuando uno se sienta y tiene que empezar a gobernar y a tomar decisiones, a veces son distintas a lo que uno dijo. Creo que hay que verlo caminar, hay que acompañar, hay que dialogar y uno lo que quiere es que a la Argentina le vaya bien. 

—O sea que sería como Menem al revés, se acuerda que había dicho si decía lo que iba a hacer no me votaban. En este caso, en estos cambios generacionales, dice lo que va a hacer que sería malo y después no lo hace. 

—Claro, porque estamos en una nueva era de la humanidad, donde la robótica, la inteligencia artificial, lo que uno dice lo puede segmentar y enviarlo a las personas que les gusta que le digan eso. Veo acá la figura de nuestro papa, que yo espero que venga el año que viene y que visite Catamarca, porque lo invité a que venga y visite el Santuario de nuestra Virgen del Valle que hemos inaugurado y que la verdad que está muy lindo. Creo que también en la política, como en el comercio, se está usando mucho la segmentación de la información, o sea, la información que los candidatos o candidatas se expresan a través de algoritmos, porque hoy el mundo es manejado por las matemáticas y se puede enviar la información que cada persona quiere escuchar. Y le digo más, las redes sociales que saben mucho más de nosotros que nosotros mismos, entonces creo que hoy la elección también tiene que ver con la comunicación, con la gestión y con la inteligencia artificial, que es un elemento más, no solamente en lo que significa la política, sino en la gestión de un negocio, en la vida, en los quehaceres de la vida. 

—¿Confía, entonces, en que el presidente electo va a cambiar de opinion con la obra pública, de la misma forma que con la dolarización, cerrar el Banco Central, o no tener relaciones con China o con Brasil?

—Bueno, estudié economía, la obra pública y sobre todo la vivienda, porque el asfalto usted tiene una matriz de costo de un 80% de productos y un 20% mano de obra. En la vivienda tiene un 50% y un 50% de cemento y otros elementos. Y creo que el efecto multiplicador de la obra pública es muy importante para mantener la paz social y para mantener la economía también, como para mejorar el bienestar de la gente.

Escuchá la entrevista completa en Radio Perfil.

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario