jueves 2 de julio de 2020
Perfil

Qué me contás: Los números trágicos de la pandemia

PODCASTS | Por Edi Zunino | 28 de May 09:19

Cuando hagamos la cuenta, dentro de pocos días, por este bicho que llegó en avión desde Europa y Estados Unidos van a haber muerto más pobres que otra cosa.

Ya sé, ya sé... Con sólo escuchar esta introducción muchos van a salir con que es un análisis clasista, berretamente ideológico, inescrupulosamente albertista. 

Pero no, chicos: si el Covid-19 llegó por avión del Occidente europeo y norteamericano, fue porque antes explotó en la China de Mao y la híper producción de un estado comunista…, digamos.

Quienes pretendan interpretar esta pandemia o conducir su solución desde parámetros ideológicos preexistentes, a mi juicio son, por lo menos, criminales. 

No hay tema más trascendente para abordar hoy que esta pandemia, pero no como una peste en sí, sino como la primera epidemia trágica que podemos manejar conectados al toque, apenas con un clic, inmediatamente.

La bubónica, la negra, la española y hasta el Sida en los 80 nos encontraron demasiado aislados para entender lo importante que era el aislamiento.

Yo creo que los asfixiados en el aislamiento de hoy, los que se sienten presos por organizarse un poco, están demasiado enfermos de ayer.

De imponerse.

De zafar.

De sólo imponer las reglas caiga quien caiga (porque los que caen son los otros, obvio). Pero ahora eso está claro, es demasiado visible, resulta pornográficamente evidente que quienes caen son los otros.

Tienen número: 31…, 1-11-14...

Tienen color: Azul, mientras pega en el techo el dólar blue... Tienen virgen: Itatí... Si estuviéramos en Uruguay, tendrían murga: agarrate, Catalina…!!!

Hace 30 años, a las puertas de la surgiente Villa Itatí de Quilmes, al borde del recién estrenado Acceso Sudeste pre autopista, en el límite de Avellaneda, había un cartel sin nada de prensa que decía: "Bienvenida clase media". Y adentro los pibes caían como moscas por el HIV.

¿Por qué el Covid-19 destapa nuestras miserias? Porque estaban ahí, pero tapadas por la agenda de las crónicas policiales que, a lo sumo, nos mataban de a uno de vez en cuando.

Ahora la muerte viene en ráfagas… de aliento. Boca a boca... Siempre fue peligroso ser muchos… Pero ahora resulta que es fatal, ¿viste?

Tenemos un problema, Houston...

El virus que nos llegó del Mundo Libre amenaza nuestra sagrada libertad. Y lo contagian en masa los que nos juntan la basura, los que atienden las emergencias sanitarias y los que fabrican las cosas que comemos y las cosas que usamos para mantener la higiene de nuestras cocinas y nuestros baños y las sábanas blancas y todo eso que dibuja la decencia.

Pero no… Definitivamente, no… Esta película de terror no se trata de marginados contra garcas. Ya no es cuestión de izquierdas, ni derechas, ni ambidiestros.

Estamos en el Siglo XXI. El asunto es si queremos seguir viviendo acá y organizados cómo. La oposición debe dejar de ser gorila por 5 años.

Y el peronismo ser coherente con su discurso y desmembrar el Gran Buenos Aires para hacer un país que le de valor a lo que produce, más que producir sólo miserias.

 

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario