Thursday 18 de April de 2024
Perfil

Mahoma: la historia del profeta fundador del Islam

PODCASTS | Por Radio Perfil | 08 de June 13:44

El 8 de junio del año 632 murió Mahoma, el profeta fundador del Islam

Nació en la Meca en el año 575 en el seno de una familia pobre perteneciente a una de las tribus árabes más importantes de la región oeste de la actual Arabia Saudita.

Quedó huérfano a los seis años y fue adoptado primero por su abuelo y después por su tío Abu Tálib.

Durante su juventud fue pastor y luego mercader, oficio que le permitió conocer en profundidad las tradiciones del cristianismo y el judaísmo, las dos religiones monoteístas que convivían en esa época y que influyeron en el surgimiento del Islam.

En el año 595 se casó con Jadiya, su primera esposa, una joven viuda bien posicionada con la que tuvo seis hijos.

Se dice que Mahoma tuvo su primera “revelación” cuando tenía 40 años. 

Mientras meditaba en la cueva de Hira, en las afueras de La Meca, se le apareció el arcángel Gabriel para anunciarle que Alá era el único Dios y que él, Mahoma, sería su mensajero. 

Durante las primeras apariciones pensó que se encontraba bajo el influjo de un demonio, lo que lo llevó a pensar en quitarse la vida.

Sin embargo, su esposa evitó tal desenlace y lo animó a que escuchara la palabra del arcángel.

Gabriel le trasladó 6.232 versos sagrados que debía difundir para salvar al ser humano del infierno. 

Para ello, contó con la ayuda de los llamados “memoriones”, personas que retenían palabra por palabra y  que luego recitaban repetidamente ya que era fundamental conservar el mensaje original, sin el menor cambio.

Emplearon también materiales como el omóplato de camello sobre el que grababan cada uno de los versículos que luego se unificaron y conformaron el Corán, el libro sagrado del Islam.

Mahoma decidió predicar la nueva fe y, poco a poco, fue logrando cada vez más seguidores, sobre todo de las clases populares; a la vez que se ganaba la enemistad de los jefes de algunas tribus locales ya que su discurso monoteísta suponía una amenaza para sus intereses.

La muerte de su tío y de su esposa, así como la persecución ejercida por quienes no estaban de acuerdo con sus ideas, hizo que se exiliara en la actual ciudad de Medina. 

Este hecho se conoce como “La Hégira” y se toma como el inicio del calendario musulmán.

A partir de entonces empezó una larga batalla por la expansión del Islam, cuyo punto culminante fue la conquista de la Meca el 11 de enero de 630 por los musulmanes liderados por Mahoma.

El fundador el Islam murió en Medina el 8 de junio de 632 a los 62 años después de una corta enfermedad.

Como no dejó heredero varón -ya que sus dos hijos murieron siendo niños- se desataron disputas para encontrar un sucesor. 

Finalmente se eligió al suegro del profeta: Abu Bakr que se convirtió en el primer califa.

Con cerca de 1.800 millones de fieles, el Islam es en la actualidad la segunda religión con más seguidores del mundo.

Mahoma logró establecer al Islam no sólo como religión, sino también como fuerza social, militar y política que unificó Arabia.

A pesar de la importancia del llamado “el último de los profetas” para la religión musulmana, los creyentes no adoran imágenes suyas, a diferencia del cristianismo que sí rinde culto a representaciones de Jesús.

Los musulmanes no permiten dibujar ni intentar recrear el aspecto de Mahoma ni de Alá, ya que consideran que las representaciones son una falta de respeto y fomentan la idolatría ya que la imagen tiende a volverse más importante que el concepto que representa. 

En el arte islámico Mahoma suele aparecer con el rostro cubierto por un velo, o simbólicamente representado como una llama.

El 8 de junio del año 632 murió Mahoma, el profeta fundador del Islam.

La historia también es noticia en Radio Perfil.

por Radio Perfil

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario