Wednesday 28 de February de 2024
Perfil

Macbeth, Habitación Macbeth, La Señora Macbeth y las Brujas

PODCASTS | Por Elisa Salzmann  | 28 de October 18:30

La escena porteña, sabemos, es múltiple y sigue multiplicándose. Shakespeare ha sido y seguirá siendo autor predilecto para nuestras compañías y actores. Muestra de ello, durante 2022 hemos visto dos distintas representaciones de Macbeth: la antológica versión escrita e interpretada por Pompeyo Audivert en Habitación Macbeth y la trascendente puesta en escena de La Señora Macbeth, escrita por Griselda Gambaro dirigida por Fabián Bril e interpretada por Betto Vivas, Patricia Roncarolo, Marcela Díaz, Ana María Villafañe y Joaquín Tomassi. 

En el prólogo a Macbeth de la edición Obras Maestras del Fondo de las Artes, Editorial Sudamericana, traducción de Guillermo Whitelow, dice Borges- el ciego que recitaba de memoria Macbeth- : “ Shakespeare no dio sus obras a la imprenta (con alguna que otra excepción) porque las escribió para la escena, no para la lectura. De Quincey observa que las representaciones teatrales no suministran menos publicidad que las letras de molde. A principios del siglo XVII escribir para el teatro era un menester literario tan subalterno como lo es ahora el de escribir para la televisión o el cinematógrafo. Cuando Ben Jonson publicó sus tragedias, comedias y mascaradas bajo el título de Obras, la gente se rió de él. Me atrevo a aventurar otra conjetura: Shakespeare, para escribir, precisaba el estímulo de las tablas, la urgencia del estreno y de los actores. De ahí que una vez vendido su teatro, el Globo, dejó caer la pluma. Las piezas, por lo demás, eran propiedad de las compañías, no de los autores o adaptadores. Según se sabe, sigo con Borges, los tres primeros personajes que vemos son las tres brujas en el páramo, entre los truenos, los relámpagos y la lluvia. …Más que el protagonista son ellas las que rigen la acción (Fair is foul and foul is Fair). Escrita a comienzos de los noventa la lectura de Gambaro prescinde de la presencia física del Señor Macbeth, entendiendo, con mirada bizca,  el lugar de la ambición humana desde el pasado tiempo shakesperiano hasta principios del XXI. Shakespeare parece haber sentido que la ambición, el apetito de mandar, no es menos propio de la mujer que del hombre; Macbeth es un sumiso y despiadado puñal de las parcas y de la reina.” leyó Borges.

Habitación Macbeth y La Señora Macbeth responden cabalmente a eso que necesitaba Shakespeare, la urgencia del estreno y los actores.

En Trece Monedas, Borges dedica este breve poema a Macbeth, ¿o será también a Lady Macbeth?

Macbeth

Nuestros actos prosiguen su camino,

que no conoce término.

Maté a mi rey para que Shakespeare

urdiera su tragedia.

por Elisa Salzmann 

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario