Saturday 20 de April de 2024
Perfil

La pluma latinoamericana icónica de los raros y los profanos

PODCASTS | Por Radio Perfil | 06 de February 15:59

El 6 de Febrero de 1916 murió el poeta nicaragüense Rubén Darío


Tenía 49 años y es considerado uno de los más grandes poetas en lengua hispana del siglo XX. Escribió cuentos y poemas en los que destacan “Prosas Profanas”, “Cantos de vida y esperanza” y “Los raros”.

Félix Rubén García Sarmiento nació en Nicaragua en 1867 y aunque desde muy joven, con apenas 14 años, comenzó a escribir en periódicos de la época, donde publicó cuentos y relatos, ha sido su obra en verso la que le ha llevado a ser considerado una figura indispensable de la literatura universal. En los tiempos convulsos de finales del siglo XIX, los primeros poemas de Rubén Darío trajeron aires nuevos tanto en su métrica como en su temática, que deja de lado el amor romántico para hablar de la justicia y la libertad. Tras una estancia en el Salvador y posteriormente en Chile, donde sus escritos en periódicos comienzan a ser conocidos, el poeta avanza en su proceso de conocimiento de la literatura del momento, con clara influencia de los poetas del Romanticismo español y de los escritores franceses del 19, especialmente Víctor Hugo.

Sin saberlo, su inquietud literaria estaba fraguando un nuevo movimiento que uniría la poesía española y americana: el Modernismo. Aunque su primera colección de poemas Abrojos, publicado en 1887, ya dejaba entrever su particular estilo, fue un año después cuando su obra Azul revolucionó el mundo de las letras con un movimiento novedoso, en el que el lenguaje, la métrica, la rima y la propia sonoridad del poema cobraban protagonismo.

En 1892 Rubén Darío recorrió varios países europeos, visitando París y posteriormente Madrid como miembro de la delegación diplomática de Nicaragua. De vuelta a Buenos Aires, publicó otros dos libros esenciales en los que el Modernismo se plasma en todo su esplendor: Los Raros y Prosas profanas y otros poemas. La poesía de Darío dejó atrás las normas estrictas del Realismo y huyó de lo cotidiano, considerado vulgar. Rubén Darío fue un viajero incansable, aunque pasó temporadas en Madrid donde mantuvo el contacto con los poetas que, como él, se adentraban en los inicios del siglo 20.

En 1910 volvió a América Latina, donde publicó dos nuevas obras de carácter autobiográfico: La vida de Rubén Darío escrita por él mismo e Historia de mis libros. Lo que pocos saben es que el autor de poemas inolvidables como Amo, Amas, Los Cisnes, dedicado a Juan Ramón Jiménez, o Aleluya, publicó su última obra poética, Canto a la Argentina y otros poemas, durante su estancia en Barcelona en 1914. Los acontecimientos históricos, como el estallido de la Primera Guerra Mundial, hicieron que el poeta regresase a Nicaragua, donde falleció un día como hace algo más de un siglo, dejando un legado poético que sigue más vivo que nunca.

El 6 de Febrero de 1916 murió el poeta nicaragüense Rubén Darío
La historia también es noticia. Radio Perfil.


Locución: Pita Fortín.

por Radio Perfil

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario