martes 21 de septiembre de 2021
Perfil

La caída del poder adquisitivo obliga a los argentinos a reducir sus consumos

PODCASTS | Por Julieta Colella | 22 de June 12:46

La caída del poder adquisitivo en los últimos dos años fue obligando a los argentinos a reducir sus consumos y, en algunos casos, directamente a darlos de baja. La explicación económica está a la vista, y es el hecho de la rapidez con la que suben los precios, versus la lentitud con la que crecen los salarios.

Tres empresas dedicadas a la gestión de cobros de servicios registraron en mayo una notable reducción en la cantidad de operaciones: un 26% se salteó el pago de las expensas comparado con el mismo mes de 2019; un 17% debe la cuota de un posgrado en la universidad (o directamente abandonó el curso), y un 15% no pagó el abono mensual para tener seguridad y monitoreo privados.

Las cifras surgen de las bases de datos de compañías que procesan pagos de 15 millones de usuarios de forma presencial y virtual cada mes.

Según los cálculos de las consultoras privadas en base a la información oficial, el salario real cayó entre 6 y 7 puntos porcentuales entre mayo de 2021 y de 2019. La comparación se realiza al año 2019, pare ver el efecto contra el año previo a la pandemia.

Los ingresos de toda la población perdieron la carrera con la suba de precios relativos de la economía. Según investigadores los salarios crecieron 10,6 puntos porcentuales menos que la tasa de inflación acumulada en los últimos dos años. Si diferenciamos los salarios por tipo de trabajo, los empleados públicos perdieron 15.1 puntos; los no registrados, 12.7; y los registrados, 7.2. Especialistas estiman que la caída del salario real fue de 6% en los últimos dos años.

Tan grave es el cuadro general de la economía argentina que en lo que va del año cientos de miles de argentinos tuvieron que elegir entre comprar alimentos y pagar el alquiler, cancelar servicios o entrar en deuda con empresas proveedoras. Mayo evidencia que la gente priorizó los gastos más básicos y demoró, por ejemplo, el pago de expensas (-26%) para llegar a fin de mes.

El impacto en gastos de recreación y actividad física fue mayor. En el último mes se saldaron 46% menos de abonos en clubes y gimnasios y se registraron 17% menos de devoluciones de créditos personales no bancarios. En total se pagaron: 14% menos cuotas de cementerios privados, 5% menos resúmenes de tarjetas de crédito, 4% menos facturas de gas y 2% menos pólizas de seguros.

Los servicios suelen ser los primeros que capturan el efecto negativo de la combinación de inflación alta y salarios atrasados. Es esperable, sin embargo, que el Gobierno logre achicar la brecha entre los ingresos familiares y los precios de la canasta básica con un esfuerzo fiscal adicional. No hay que olvidar que el año 2021 es un año electoral.

por Julieta Colella

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario