martes 24 de mayo de 2022
Perfil

La autoestima y el perdón

PODCASTS | Por Paula Cabalén | 26 de January 17:17

Cuando perdonamos nos liberamos, nos quitamos una carga, pero lo más importante es que abrimos una puerta a nuestro amor propio.

Elegir perdonar tiene que ver con decidir en dónde quiero poner el foco en mi vida, hacerme responsable y tomar la decisión de quererme. 

Hoy te compartiré algunas formas de querernos, formas que aprendí hace unos años y que trato de practicar a diario, aunque no siempre me salgan, son ideales para tener pegadas en una lista en la computadora, en la heladera o en algún lugar en donde te sirvan de recordatorio.

Deja de criticarte
Hay estudios que dicen que tenemos casi 80.000 pensamientos al día, que hablamos 14hs al díaa con nosotros mismos, y que el 70% de esos pensamientos son negativos.
Se hace necesario incorporar una práctica de tomar consciencia de qué te dices, y algo que a mi me sirve es, reemplazar el pensamiento negativo por una frase positiva. 
Si cuando eras niño recibiste un mensaje de que no eras suficientemente bueno para algo, así es como te vas a hablar, sin saberlo.
¿Cómo cambiar eso? Presta atención a cómo te hablas y trata de reemplazar ese diálogo por uno positivo. En este caso será: aprenderé como hacerlo y lo haré mejor.

Haz las cosas con miedo
Si eres de los que siempre espera lo peor, no pienses, y hazlo.
Deja de esperar que algo salga mal, porque ¿adivina que? Así saldrá.

Ten paciencia contigo
Alguien nos hizo creer que había un tiempo para hacer las cosas. Aprendimos a correr, a hacer y hacer y de a poco fuimos encontrándonos con las situaciones que nos reflejan ese aprendizaje.
Sabías que hay personas que logran mucho y muy bueno, pero en estado de tranquilidad?
Observa y re-aprende.

Sé amable contigo
Ya te comenté que los pensamientos negativos son una constante. Al saber eso, tómalo como un juego, de reemplazo, y aprende a quererte, aceptarte y reaprender a amarte tal y como eres.
Algo que sirve es darte mimos diarios. Hacer a diario algo pequeño que te haga sentir bien, dejar de esperar eso de otras personas.
A mi me funciona un baño de inmersión, salir a caminar, escuchar una meditación, hacer una pausa, tomar una copa de vino.

Háblate en forma positiva
La crítica deprime el espíritu, elogiarnos lo levanta.
Dite a ti mismo que eres una persona maravillosa, hazlo en forma constante, no dejes de hacer eso. Debes generar el hábito de hablarte en forma positiva. A medida que se convierte en hábito se hace costumbre, y como resultado más fácil. 

Acepta tu lado negativo
Aceptarnos es comprender que no somos perfectos. Algo que me sirve es aprender de lo que me molesta de otras personas. 
Creo que somos una unidad, de modo que cuando algo me molesta, pienso: ¿qué tiene esto que ver conmigo?
A veces es un mensaje de que debo aceptar que eso está en mi, otras veces es una señal de que debo poner algún límite y quererme más.

Cuida tu cuerpo
Nuestro cuerpo es la caja en donde está nuestro espítiru. 
¿Cuándo vas a hacer un regalo, te importa el envoltorio?
¿Has visto que linda queda una botella de vino en una linda caja?
Lo mismo sucede con nuestro cuerpo, cuidar con qué lo alimentamos, qué bebemos, qué pensamos y qué hacemos con el, es aprender a querernos desde el afuera. No por estética, sino por cuidar el templo en donde reside nuestro espíritu.

¡Ámate! Comienza con algunas pequeñas acciones, haz la prueba, luego me cuentas si se siente más liviano!

Escuchá la columna de Paula Cabalén en Radio Perfil FM 101.9.

por Paula Cabalén

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario