jueves 5 de agosto de 2021
Perfil

Inflación: las cifras que dificultan los proyectos de inversión

PODCASTS | Por Julieta Colella | 21 de July 12:30

Ayer se conoció el índice de precios mayoristas, el cual mide la variación de los precios a los que los productores e importadores venden en el mercado interno, incluyendo impuestos. El nivel general registró un aumento de 3,1% en junio de 2021 respecto del mes anterior. Esta variación se explica como consecuencia de la suba de 3,2% en los “productos nacionales” y de 2,5% en los “productos importados”. En lo que respecta al acumulado de 6 meses ascendió al 29,8% y en 12 meses al 65,1%.

La inflación mayorista es un indicador muy importante, porque tarde o temprano, se va a ver reflejado en la inflación minorista. Por ejemplo, en el mes de febrero de este año, la inflación mayorista mensual alcanzó un pico máximo de 6,1%. Durante ese mismo mes, la inflación minorista fue del 3,6%, sin embargo, al mes próximo la inflación minorista pegó un salto del 4,8%. Es cierto que en los últimos 3 meses tanto la inflación mayorista como la minorista vienen mostrando un recorrido a la baja. La pregunta es si esa baja en el índice mayorista va a generar el mismo efecto o el mismo impacto de arrastre para la minorista o no.

Al principio mencionamos al rubro de los productos nacionales e importados. Dentro de los productos nacionales encontramos a los primarios, a la industria manufacturera y energía eléctrica. Desde enero de este año, los productos primarios vienen creciendo a un promedio mensual del 4,5%, los productos manufactureros a un 4,6% y energía eléctrica a un 6,3%. La inflación minorista viene creciendo, mensualmente, a un ritmo del 3,8% desde comienzo de año. Lo que se ve con estos promedios es que, la parte superior de la cadena, traslada a precios minoristas, pero, aun así, no traslada la totalidad de los aumentos que sufre. De todas formas, tenemos que prestar atención, porque si trasladarían el 100,0% de los aumentos que sufren, la inflación en góndola sería mucho mayor. Por todo esto también, es que los salarios no pueden acompañar a la inflación.

También el INDEC dio a conocer el índice del costo de la construcción, el cual mide la inflación pura y exclusivamente del sector de la construcción. Si bien el INDEC lo realiza para Gran Buenos Aires, podemos tomarlo como referencia para el total país. A junio de este año los aumentos fueron del 2,0% para el mes, 24,2% para el semestre y 62,4% para el año.

En resumen, a junio llegamos con inflación minorista en el 50,2% anual, construcción 62,4% y mayorista 65,1%. Con estos niveles de inflación en todos los niveles es totalmente inviable pensar en proyectos de inversión que miren más allá del año. Es imprescindible trabajar en programas que reduzcan estos niveles de inflación, que flexibilicen las leyes laborales para estimular la demanda de empleo formal, así como también planes que favorezcan a la producción, porque el problema de la inflación en Argentina no es de demanda, sino que es de oferta, y esto se vio fuertemente afectado y acelerado por la irrupción de la pandemia en nuestro país.

por Julieta Colella

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario