miércoles 5 de octubre de 2022
Perfil

El goce de Victoria

PODCASTS | Por Edi Zunino | 01 de September 12:40

Le quiero dedicar esta columna a Alejandra Daiha, la actual directora de la revista NOTICIAS. Y quiero empezarla, también, dándole las gracias a Victoria Tolosa Paz, candidata a diputada y “cuñada del alma” del presidente Alberto Fernández. Hace 9 años exactos, Ale Daiha fue la autora de la nota de tapa más polémica de la historia de la revista, titulada “El goce de Cristina”. El agradecimiento a Tolosa Paz es porque, casi una década después de aquella tapa, una mujer del peronismo nuevamente gobernante saltó el cerco de la mojigatería kirchnerista. Y esa mujer, además, es nada menos que la compañera del históricamente influyente Pepe Albistur.

No voy a entrar en si fue oportuna o no la postulante al Congreso al poner sobre el tapete la relación genética entre peronismo y garche. Pero quiero ser honestamente autorreferencial: al explicar sus eróticas expresiones reivindicando su derecho como mujer a “hablar del goce” femenino, sentí que el círculo estaba cerrado y que se hizo justicia. 

Sólo en la oposición o en campaña, los políticos tradicionales se animan a romper moldes. Si no están en la oposición o no están en campaña, los políticos tradicionales suelen ser básicamente conservadores. Y valdría la pena ir a fondo en la exploración sobre conservadores de qué. O sea, qué querrán conservar que no sea el mantenimiento del poder y el estatus quo.

La Cristina indignada por aquella tapa de NOTICIAS no era la mejor Cristina. Era la Cristina que dejó pagando a sus propias militantes por el aborto legal y seguro. Era la que necesitaba los votos de las iglesias retardatarias para seguir desarrollando un proyecto político que adónde nos llevó es parte todavía del debate coyuntural.

CFK
El goce de Cristina. La tapa más polémica de la historia de NOTICIAS, hace 9 años exactos.

Lo que no es coyuntural es la educación. Y para quien les habla es muy educativo sostener que las mujeres gozan, aquí y en Afganistán, con lo que hacen a conciencia o cuando la pierden a puro goce. Quiero decir, para abreviar, que el goce femenino -sexual o sexualizado- es tan real que es un derecho humano. Les confieso que no voy a modificar mi DNI porque no quiero poner en gastos innecesarios al Estado, pero no tendría ningún problema en auto percibirme para siempre como “masculino feminista”. Tuve madre. Tengo hija. En fin, ellas dos y varias mujeres más me enseñaron varios secretos de la vida y de la felicidad.
Lamento que la oposición, con Mariu Vidal al frente, le reproche la tardía sinceridad a Victoria Tolosa Paz con un conservadurismo aún peor que el que, con Miguel Pichetto a la cabeza como voz cantante del kirchnerismo ultramontano, hizo una sesión especial en el Senado de la Nación para sancionar con toda la fuerza del Estado la tapa de una revista semanal.

Nueve años pasaron para que una kirchnerista, no importa si para justificar su espontánea teoría del erotismo peronista o para qué, tuviera la necesidad de expresar a los cuatro vientos que las mujeres gozan, en la cama, en las ensoñaciones y en sus funciones laborales o ciudadanas o gubernamentales. Soy partidario de creer que, cuando se naturalicen esas cosas (esos goces), habremos empezado a ser mejores.  
No sé qué pensaba en aquel entonces Victoria Tolosa Paz. Cuando la tapa del goce de Cristina, digo. Seguro la habrá tildado de machirula y genéricamente violenta, porque era la orden de arriba. De todos modos, no quiero prejuzgar y estoy queriendo entrevistarla para ir a fondo con el tema del goce, que para mí es un tema elevado mucho más allá del básico acto sexual, si bien reconozco –más bien- que los seres humanos tenemos todo el derecho del mundo a garchar como Dios… condena, supuestamente.

Contrariamente a lo que se dice, creo que la única idea concreta de esta campaña electoral vacía la aportó, acaso sin querer, Victoria Tolosa Paz. El día que las chicas ejerciten a rajatabla su derecho al goce, vamos a ser más libres y más esencialmente democráticos.   

No quiero hacerme el vanguardista ni nada. Entiendo que los temas de cada época tienen sus tiempos. Lo que escandaliza hoy puede ser oficial mañana. Y no me voy a sentir reivindicado por alguien a quien no votaría, pero ese es el chiste de la democracia: un día, el que te mandó en cana, te libera. Cito a Alejandra Daiha, actual directora de NOTICIAS, autora de aquella nota de tapa y, a mi juicio, gran mujer: "Es curioso que la imagen de una mujer que goza pueda ser considerada una expresión de violencia de género". 

Por eso, casi una década después, ¡gracias, Victoria!

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario