martes 4 de octubre de 2022
Perfil

El 7 de julio de 1807 las tropas inglesas firmaron la capitulación tras fracasar en su segunda invasión al Río de la Plata

PODCASTS | Por Radio Perfil FM 101.9 | 07 de July 08:00

A finales de junio de ese año, se pudieron ver en altamar los 110 veleros de guerra y transporte británicos. El 28 desembarcaron en la Ensenada de Barragán.

Al conocerse la noticia, se convocó a las tropas locales y se tocó con fuerza la campana del Cabildo, mientras que en el Fuerte de Buenos Aires se dispararon los cañonazos de alarma.

Fue así que Santiago de Liniers alistó a todos los ciudadanos y los agrupó en batallones de acuerdo a sus provincias de origen. En total, fueron 7 mil hombres los que marcharon contra el enemigo, mientras que unos 1600 se quedaron para proteger la ciudad y se apostaron en el Riachuelo.

Del lado británico, había 9 mil soldados.

El 2 de julio apareció el ejército inglés al mando del general John Levison Gower. Finalmente, en un combate que en un principio fue muy desigual en los Corrales de Miserere, las tropas bonaerenses fueron derrotadas y dejaron como saldo 60 muertos.

Mientras tanto, el alcalde del Cabildo, Martín de Álzaga, ordenó abrir fosos y trincheras, levantar las barricadas y ocupar las azoteas, así también como prender fogatas en todos los rincones de la ciudad.

Contrario a lo que se pensó en un principio, los ciudadanos no usaron aceite hirviendo para defenderse, sino que improvisaron con agua caliente, piedras y otros proyectiles caseros. También se dice que se usó grasa vacuna derretida por su bajo costo y porque se usaba en todos los hogares de la época.

En tanto, el 3 y 4 de julio no se produjeron combates, ya que los ingleses, al mando de John Whitelocke demandaron la entrega de la ciudad sin éxito. Fue por eso que se preparó para atacar el 5 de julio.

La estrategia de Whitelocke consistió en dividir a su ejército en dos y tomar la ciudad avanzando en dirección oeste/este, creyendo que con su sola presencia lograría la rendición. Sin embargo, debido a la resistencia de los criollos, sufrieron unas 1100 bajas y 1500 soldados habían sido capturados.

Las fuerzas británicas pudieron tomar únicamente la plaza de toros, actualmente plaza San Martín, en Retiro, y la iglesia de San Telmo.

Si bien Liniers había exigido la rendición, los ingleses rechazaron la oferta y batallaron por un tiempo más, pero más tarde, Whitelocke terminó optando por capitular.

De esta manera, el 7 de julio, el general inglés comunicó la aceptación de la decisión de Liniers y se agregó, entre las condiciones, un plazo de dos meses para abandonar Montevideo, cosa que hicieron recién el 9 de septiembre.

El 7 de julio de 1807 las tropas inglesas firmaron la capitulación tras fracasar en su segunda invasión al Río de la Plata.

La historia también es noticia. Radio Perfil.

Guión de Lucas Boltrino. Locución de Pita Fortín.

por Radio Perfil FM 101.9

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario