domingo 7 de agosto de 2022
Perfil

El 29 de marzo de 1962 José María Guido juró como presidente argentino tras el derrocamiento de Arturo Frondizi

PODCASTS | Por Radio Perfil FM 101.9 | 29 de March 13:25

El domingo 18, el peronismo, bajo la sigla Unión Popular, logró imponerse holgadamente en la provincia de Buenos Aires. También ganó, bajo diversas denominaciones, en Santiago del Estero, Chaco, Misiones y Neuquén, entre otras provincias; situación que fue considerada preocupante para el gobierno de Arturo Frondizi.

Ante los resultados electorales adversos, su ministro del Interior Alfredo Vítolo concurrió esa misma noche a una reunión en el comando de Aeronáutica, donde se le evaluaron una serie de acciones a seguir. Éstas contemplaban desde la intervención a las provincias donde había ganado el peronismo hasta la disolución del Parlamento. Al día siguiente, el Ejecutivo anunció la anulación de los comicios de Buenos Aires, Tucumán, Santiago del Estero, Río Negro y el Chaco con la insólita excusa de que era para asegurar la forma republicana de gobierno.

Entre el martes 20 y el miércoles 28, la sociedad siguió por la prensa gráfica un sin fin de reuniones entre militares y civiles; y gestiones de todo tipo para determinar el futuro del gobierno. Desde los sectores golpistas, se analizaron tres variantes de acción. La primera consistía en que Frondizi siguiera como presidente, pero bajo un control absoluto y estricto de las Fuerzas Armadas. La segunda opción, contemplaba la renuncia del presidente y la aplicación de la Ley de Acefalía. La tercera, establecía el derrocamiento de Frondizi y la constitución de un gobierno de facto, integrado por civiles elegidos por las Fuerzas Armadas.

El viernes 23, Laureano Landaburu, ministro del interior de la llamada Revolución Libertadora, se entrevistó con Frondizi. De la reunión salió designado como mediador el ex presidente de facto Pedro Aramburu, con el objetivo de asegurar el orden constitucional, mientras otras facciones militares ya pensaban seriamente en reemplazar al primer mandatario. El 28 la revista Time publicó un artículo sobre Argentina donde aseguraba que Frondizi era considerado el hombre más impopular del país. Ese mismo día, los tres comandantes en Jefe entraron al despacho presidencial para exigirle a Frondizi la renuncia. El mandatario rechazó el ultimátum y se retiró a la residencia de Olivos.

Sin embargo, a las 2 y media de la madrugada del 29 de marzo, el secretario de la Armada, almirante Clement, le comunicó al presidente que las Fuerzas Armadas se habían decidido por la tercera de las alternativas posibles: el derrocamiento. Frondizi se resistió por lo que fue detenido y llevado a la isla Martin García al no tener fuerzas de seguridad leales a su gobierno. Al frente del golpe se encontraba el general Raúl Poggi, que tenía la intención de asumir el cargo de presidente. Sin embargo, en la Sala de Reuniones de la Corte Suprema, el titular del Senado, el rionegrino José María Guido juraba como Presidente de la Nación ante los altos magistrados, quienes legitimaron una nueva ruptura del orden constitucional. 

El 29 de marzo de 1962 José María Guido juró como presidente argentino tras el derrocamiento de Arturo Frondizi.

La historia también es noticia. Radio Perfil.

Guión de Javier Pasaragua. Locución de Pita Fortín.

por Radio Perfil FM 101.9

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario