sábado 25 de junio de 2022
Perfil

El 23 de mayo de 1854 la provincia de Buenos Aires sancionó su propia Constitución

PODCASTS | Por Radio Perfil F.M 101.9 | 23 de May 10:38

 Allí, además de establecer los principios políticos de su orden interno, abandonó su condición política de provincia y la reemplazó por la de Estado. Dos años antes, la provincia de Buenos Aires rechazó el Acuerdo de San Nicolás y se negó a participar del proceso constitucional iniciado por la Confederación Argentina.

Aunque se consideraba parte de la misma nación, Buenos Aires inició un proceso de construcción estatal autónomo que se cristalizó en 1854 con la sanción de su propia constitución. Allí reemplazó su condición política de provincia por la de Estado, se reservó el ejercicio de la soberanía y declaró sus límites territoriales.

Aunque desde 1821 la provincia contaba con un heterogéneo conjunto de leyes que le permitieron consolidarse como un Estado, desde un plano jurídico el ejercicio de soberanía la incorporó con la primera Constitución escrita.

En 1854 se sancionó la Constitución del nuevo Estado. Sus atribuciones eran similares a la Constitución de la Confederación Argentina, aunque establecía un período gubernativo de cuatro años, a diferencia de los seis de la presidencia de la Confederación.

Además, la constitución porteña reconocía una religión oficial, la católica, mientras que la Confederación había elegido un compromiso menor al asentar que "el Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano".

Otras diferencias eran la elección del gobernador por la Sala de representantes y la existencia de la Asamblea legislativa como instancia ratificadora de las leyes vetadas por una cámara o el gobernador.

Tras su sanción fue declarado gobernador constitucional Pastor Obligado. El Estado de Buenos Aires gozó de prosperidad gracias a los ingresos aduaneros y el no tener que compartirlos con el resto de la Confederación Argentina o gastarlo en campañas militares, a diferencia de lo que se había hecho anteriormente.

Durante la gobernación de Obligado se aprovechó los fondos proporcionados por la aduana para mejorar la infraestructura bonaerense; fundó numerosas escuelas primarias, sentó las bases del Colegio Nacional de Buenos Aires, urbanizó la campiña convirtiendo antiguos fuertes en poblados y comenzó las obras para el servicio de agua corriente y de gas de alumbrado para Buenos Aires.

Durante los años en que rigió el Estado, fueron fundados varios pueblos que actualmente pertenecen a la Provincia de Buenos Aires, como Chivilcoy , Bragado , Las Flores y Lomas de Zamora.

Además la coyuntura internacional en la década de 1850-1860 resultaba favorable para los productos ganaderos, como resultado de la retracción rusa del mercado a consecuencia de la guerra de Crimea y del ciclo económico mundial positivo para la expansión de la actividad ganadera.

En 1855, la producción de trigo comenzó a exceder las demandas locales, y estuvieron disponibles pequeñas cantidades de trigo para ser exportados. La demanda llevó a la extensión de las áreas de producción de trigo, y además fue acompañada por mejoras tecnológicas en los molinos harineros. La energía de vapor aplicada a los molinos se había generalizado en la década de 1850.

El desarrollo económico se estancaría alrededor de 1859, cuando comenzaron los enfrentamientos armados con la Confederación Argentina.

Tras una carta del presidente de la Confederación, Justo José de Urquiza, enviada al gobernador de Buenos Aires, en donde decía que Buenos Aires se uniría a la confederación "por la razón o por la fuerza", en 1859, que fue tomada como una declaración de guerra por parte de Buenos Aires, se desataron los conflictos.

El 23 de octubre de 1859 estalló la Batalla de Cepeda, con un triunfo de Urquiza. Tras el triunfo de la Confederación, se suscribió el Pacto de San José de Flores por el cual Buenos Aires se comprometió a incorporarse al Estado argentino, bajo ciertas condiciones y previa reforma constitucional que atendiera el punto de vista porteño, que fue concretada en 1860.

El 23 de mayo de 1854 la provincia de Buenos Aires sancionó su propia Constitución.

La historia también es noticia. Radio Perfil.

Guión de Cecilia Claps. Locución de Pita Fortín.

 

por Radio Perfil F.M 101.9

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario