domingo 27 de noviembre de 2022
Perfil

El 18 de enero de 1988 Aldo Rico encabeza un segundo amotinamiento en Monte Caseros provincia de Corrientes

PODCASTS | Por Radio Perfil FM 101.9 | 18 de January 08:00

El líder de la rebelión carapintada ya había intentado un levantamiento en la Pascua de 1987, con la excusa de las acciones administrativas llevadas a cabo por la cúpula de las fuerzas armadas, sobre los beneficiarios de la Ley de Punto Final. Al final de ese conflicto, fue famoso el discurso del entonces presidente, Raúl Alfonsín, al declarar que "la casa estaba en orden"

El 30 de diciembre de 1987, Rico recibió arresto domiciliario. Semanas más tarde, emitió un comunicado en donde afirmaba que desconocía la autoridad del Estado Mayor General del Ejército y de los tribunales militares por no ver garantizada la justicia, y escapó. En enero de 1988, Rico, desde el Regimiento de Infantería 4 de Monte Caseros, emitió un comunicado como "Ejército Nacional en Operaciones".

En tanto, el teniente general José Caridi, al frente del 2° cuerpo de Ejército, le hizo frente a las tropas, que se rindieron sin presentar batalla. La sublevación se había replicado también en San Luis y Santa Cruz, sin éxito. Tras esto, Rico no mostró arrepentimiento de sus actos, y afirmó que "la duda es la jactancia de los militares". En total, más de 430 soldados y oficiales fueron llevados a juicio por los dos levantamientos.

Mientras tanto, Aldo Rico se convirtió en una de las figuras más importantes del Movimiento por la Dignidad Nacional y del Ejército Nacional en Operaciones. En 1991 entró como diputado nacional y fue convencional constituyente durante la reforma de la Constitución de 1994. También fue intendente de San Miguel, y en 1999 fue ministro de seguridad bonaerense durante el gobierno de Carlos Ruckauf por cuatro meses. Se darían dos alzamientos más. Uno fue el 1° de diciembre de 1988, cuyo epicentro fue en Villa Martelli.

El alzamiento fue provocado por un grupo de élite de la Prefectura Naval Argentina, cuyo líder era el entonces coronel Mohamed Alí Seineldín, veterano de la Guerra de Malvinas, y quien afirmó que el objetivo era "salvar el honor de las Fuerzas Armadas". Se llegaron a movilizar tropas hasta Campo de Mayo, pero la rebelión fue sofocada días después y Seineldín fue procesado y detenido al igual que el resto del personal que participó.

El último alzamiento fue el 3 de diciembre de 1990, en donde un grupo de poco más de 50 militares ocupó el Edificio Libertador, las instalaciones del Regimiento de Patricios y la fábrica de tanques TAMSE, entre otras ubicaciones. En este caso, el pedido era uno solo: Exigían la remoción de todo el generalato del Ejército Argentino. En este caso, la rebelión se reprimió con violencia. El saldo final fue de 13 fallecidos, de los cuales 5 fueron civiles. En esta ocasión Seineldín asumió la total responsabilidad de las muertes, y denunció maquinaciones del imperialismo estadounidense y del entonces presidente, Carlos Menem, para desmantelar el Ejército y la defensa nacional.

El 18 de enero de 1988, Aldo Rico encabeza un segundo amotinamiento, esta vez en Monte Caseros, provincia de Corrientes.

La historia también es noticia. Radio Perfil.

Guión de Lucas Boltrino. Locución de Pita Fortín.

por Radio Perfil FM 101.9

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario