jueves 21 de octubre de 2021
Perfil

El 12 de octubre de 1984 el IRA dejó una bomba en el Grand Hotel de Brighton para matar a Margaret Thatcher

PODCASTS | Por Radio Perfil FM 101.9 | 12 de October 09:56

El 12 de octubre de 1984 el Ejército Republicano Irlandés Provisional dejó una bomba de tiempo en el Grand Hotel de Brighton para matar a la primera ministra inglesa, Margaret Thatcher.

La persona que dejó el explosivo fue Patrick Magee, quien se había alojado en el lugar con el seudónimo de Roy Walsh entre el 14 y el 17 de septiembre de ese mismo año.

Durante esos tres días, colocó el dispositivo debajo de la bañera en la habitación 629. El aparato estaba equipado con un temporizador de larga duración hecho desde una grabadora de video y un cronómetro para cocción de huevos. Se usaron 9 kilos de gelignita, un explosivo gelatinoso que suele usarse bajo el agua, y cuyos componentes principales son la nitroglicerina, el nitrato de potasio y el serrín.

La bomba estalló a las 2 de la mañana con 54 minutos, y se derrumbó la sección media del edificio. Entre las 5 víctimas fatales, se encontraban Sir Anthony Berry y Eric Taylor, miembros del Partido Conservador, y Lady Jeanne Shattok, Roberta Wakeham y Lady Muriel Maclean, que se hospedó en la habitación donde explotó la bomba. Además, 31 personas sufrieron heridas de diferente consideración, y fueron trasladadas al Hospital Royal Sussex County.

En cuanto a Margaret Thatcher, que estaba alojada para la conferencia del Partido Conservador, se encontraba despierta de madrugada trabajando en su discurso, y aunque el estallido dañó seriamente el cuarto de baño, logró salir ilesa junto a su esposo, Denis Thatcher.

El IRA se atribuyó responsabilidad en el atentado, y expresó que, aunque no habían tenido suerte esa vez, ellos lo intentarían de nuevo. Asimismo, la organización señaló que Gran Bretaña no puede ocupar su país, torturar a sus prisioneros y disparar a su gente en las calles y salirse con la suya.

En tanto, la jefa de estado dio una conferencia improvisada a las 9 y media de la mañana, y sostuvo que el hecho que sufrió, al igual que todos los demás atentados, buscan destruir la democracia de la nación, pero que de igual modo fallarán. Después de sus palabras, pasó a visitar a los damnificados.

El atentado fue el punto cúlmine de una larga tensión entre Thatcher con la organización, que entre 1980 y 1981 había organizado junto al Ejército Irlandés de Liberación Nacional una serie de huelgas de hambre para poder recobrar el estatus de prisioneros políticos.

En 1996, cuando Thatcher ya había dejado el poder hacía años, el IRA detonó una bomba de 1500 kilos en una camioneta en la región de Mánchester, dejando un saldo de 212 heridos, aunque ningún muerto. En su declaración, aceptaban su responsabilidad, aunque lamentaban haber lastimado a civiles.

El 12 de octubre de 1984 el Ejército Republicano Irlandés Provisional (IRA) dejó una bomba de tiempo en el Grand Hotel de Brighton para matar a la primera ministra inglesa, Margaret Thatcher.

La historia también es noticia. Radio Perfil.

Guión de Lucas Boltrino. Locución de Pita Fortín.

por Radio Perfil FM 101.9

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario