jueves 29 de septiembre de 2022
Perfil

Cristinectomía

PODCASTS | Por Edi Zunino | 15 de November 12:33

Ayer a la mañana, el presidente Alberto Fernández salió de votar junto a su embarazada Fabiola Yáñez y llamó la atención que se ofuscara cuando le preguntaron si Cristina Kirchner iba a concurrir al búnker del Frente de Todos a la noche. “Pregúntenle a ella si va a ir o no”, refunfuñó, cuando podía haber salido del paso con lo evidente: que la vicepresidenta no es una nena y se le practicó nada menos que una histerectomía, es decir, una operación manejable pero delicada que suele adquirir significaciones múltiples hasta para la más pintada de las mujeres. Recién diez horas después, la propia CFK tuiteó que se quedaba en casa por las mismas prescripciones médicas que le habían indicado faltar a Santa Cruz para votar. Fatalidades argentinas: la omnipresencia de Cristina se refuerza cuando no está.

De hecho, quitarle poder a CFK terminó siendo la motivación más clara y precisa para que seis de las ocho provincias que renovaban el Senado fueran a votar. Lo que hace dos años fue un triunfo con bombos y platillos, dos años y una pandemia mediante se convirtió en una incomodísima ecuación de derrota en las urnas y empate institucional con unas presidenciales a la vista. Opositores y oficialistas coinciden en que lo que se dio entre las PASO de septiembre y ayer fue más obra de los errores gubernamentales que los aciertos de Juntos por el Cambio, en un contexto mundial de derrumbe de los oficialismos. Eso es lo que celebra la Casa Rosada: simplemente haber zafado de un desastre total. Pero ahora, viene el momento de pasar las facturas y los planetas frentetodistas parecen alinearse en que Cristina pague la cuenta.

Los mismos gobernadores que hace dos años aceptaron la Opción Alberto como un interesante tal vez, vuelven a la carga con que Cristina es una mochila enorme para moverse por sus propios territorios. Los intendentes conurbanos se le rebelaron a La Cámpora, lo mismo que los movimientos sociales filoperonistas. Y lo único que renovó la CGT el jueves pasado es su carácter anti K. Anoche, los únicos dos habitantes del escenario en Chacarita que permanecieron callados estaban en las puntas: Gisela Marziotta y… Máximo Kirchner.

En ese contexto, la reafirmada convocatoria de la central obrera y los piqueteros orgánicos a la Plaza de Mayo para este miércoles por el Día de la Militancia toma un color especial, muy parecido al de haber pintado de victoria una derrota. ¿Será la partida de nacimiento del postergado “albertismo”? ¿Podrá la adversidad lo que no pudo la buenaventura? ¿Le da el cuero al Doctor Fernández para recibirse de Ave Fénix? Es más: ¿le da para encabezar el poscristinismo con Cristina dentro de su propio bando?

Depende del tipo de liderazgo que pretenda instalar y empezará a insinuarse cuando defina el formato del pretendido diálogo nacional y, sobre todo, el contenido del “plan plurianual” que anunció ayer, para darle perspectiva a la economía nacional y a un acuerdo con el FMI. Todo eso debe pasar por un Congreso que, a partir del 10 de diciembre, ya no tendrá primacía. Así que debería ser convincente o todo será nada.

Podemos estar ante el advenimiento de una forma de conducir el Estado sin depender de jefaturas supremas. Claro que, sí o sí, estamos a dos años de un recambio presidencial y ya está recontra probado cuánto determina eso el curso de los acontecimientos políticos. El sistema de representación argentino promete tensarse desde las propias coaliciones dominantes y hacia los extremos: las pujas Larreta-Macri y Alberto-Cristina tienen fuertes amenazas de fugas por derecha y por izquierda, con el Fenómeno Milei y el FIT en alza. 

El sufijo “tomía” o “ectomía” se usa en medicina para definir determinados cortes, escisiones o extirpaciones. Pero en “anatomía” funciona para el estudio de las partes. Y en “dicotomía”, como división de algo en dos partes iguales, tantas veces antagónicas e irreconciliables. ¿Me explico?

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario