lunes 27 de junio de 2022
Perfil

Cerati inolvidable: a 12 años de su último show

PODCASTS | Por Radio Perfil FM 101.9 | 16 de May 18:37

El 15 de mayo de 2010 el músico argentino Gustavo Cerati brindó su último show en Venezuela antes de sufrir un ACV del cual nunca se recuperó

l campus de la Universidad Simón Bolívar estaba repleto y el sonido había sido magistral.

Cerati tomó la guitarra y jugó con ella como quiso, “Lago en el cielo” se extendió por un par de minutos con un solo de guitarra que Gustavo se negaba a dejar ir.

"Chao Venezuela ", dijo al público. Los últimos acordes sonaban, lanzó un beso a sus espectadores y cerró con un simple “Hasta la próxima, chao”. 

El ex Soda Stereo, se retiró del escenario, se dirigió a los camarines y tras comer algo, conversar con parte de su equipo y formar parte de la fotografía grupal; su voz se apagó.

La gira de Fuerza Natural  el quinto y último álbum de Cerati, lo llevó a un viaje de recitales que ya tenía siete meses de camino.

Tomaba algunos recesos, pero la rutina consistente en subir y viajar de un avión, los shows en que interpretaba entre 20 y 30 canciones, las noches de festejo tras cada presentación y los atados de cigarrillo fueron mas fuertes.

Ya en 2006 habái sufrido una trombosis que lo puso en alerte, pero que Gustavo no escuchó. El fervor por preparar la vuelta de Soda Stereo en 2007 pudo y la vida lo llevó a un ritmo y estrés máximo.

Tras el último show en Venezuela, uno de sus músicos lo llama para la foto grupal y ahí lo ve más pálido que de costumbre.

¿Te sentís bien? —le preguntó”

El sonidista describió haber visto a Ceratti con los ojos desorbitados e incapaz de pronunciar un sonido, menos una frase coherente. “Entonces la cámara disparó su flash y todo el equipo quedó registrado en la última foto de la gira. A su alrededor el grupo se empezó dispersar y Gustavo caminó confundido hacia su camarín”

Junto con Bernaudo el asistente de Cerati,  Taverna uno de sus músicos  entró al camarín y vio a Gustavo postrado en el sillón, con la camisa desabrochada y la boca entreabierta.

Rápidamente llamaron paramédicos sospechando una alta de presión o incluso un infarto.

Llegaron dos profesionales de unos veinte años que al ver quién era su paciente, se paralizaron.

El kinesiólogo del equipo revisó qué medicamentos portaban en su botiquín mientras les pedía ir por una camilla.

Gustavo Cerati se podía mover, pero no podía hablar ni reaccionar con normalidad.

Tardaron una hora en desalojar completamente el recinto. No querían que se convirtiera en grandes titulares.

Primero llegaron al Centro Médico Docente La Trinidad, pero estaban sin suministro eléctrico, por lo que fue trasladado a otro recinto médico donde le hicieron diversos exámenes.

Una hora después volvieron a La Trinidad donde había vuelto la electricidad.

“Gustavo tuvo una descompensación luego del show en Caracas, pero informamos que se está recuperando favorablemente”, escribió Fernando Travi, mánager de Gustavo desde su teléfono cuando ya estaba seguro que la noticia se filtraría inevitablemente. Sin saberlo Travi mintió en ese comunicado, Gustavo estaba lejos de recuperar la salud.

A la mañana siguiente despertó consciente, pero el cuerpo no le respondía con normalidad. Cuando Taverna llegó a verlo, vio que se tocaba el brazo con curiosidad y se agarraba la cabeza. Tenía la mitad del cuerpo adormecido y no podía hablar.

El músico fue tratado como si hubiese sufrido un problema cardíaco, pero Cerati contenía una bomba de tiempo que nadie anticipó.

El 18 de mayo el neurólogo informó que el artista "tuvo una isquemia cerebral que venía evolucionando en forma adecuada y en las últimas horas ha llegado a un gran edema cerebral y un deterioro progresivo de sus cuadros neurológicos".

Posteriormente, Cerati fue sometido a cirugía para aliviar la presión que su cráneo sufría, pero ya era demasiado tarde. El autor de "En la ciudad de la furia" jamás volvería a ser el mismo.

El  7 de junio del mismo año, Gustavo Cerati es repatriado al país. Su familia y equipo médico decidieron trasladarlo a la Clínica de Rehabilitación Integral ALCLA, en Buenos Aires.

Estuvo cuatro años en coma, hasta que falleció el 4 de septiembre de 2014, tras sufrir un paro respiratorio, a sus 55 años.

La historia también es noticia en Radio Perfil FM 101.9. Guion de Cecilia Claps y Locución de Pita Fortín.

por Radio Perfil FM 101.9

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario