Friday 14 de June de 2024
Perfil

Aníbal Troilo: el bandoneón mayor de Buenos Aires

PODCASTS | Por Radio Perfil | 18 de May 13:52

El 18 de mayo de 1975 murió Aníbal Troilo, bandoneonista, compositor y director de orquesta.

“Pichuco”, su eterno apodo, fue el bandoneón mayor de Buenos Aires.

Nadie pone en duda que Troilo está en el altar exclusivo del tango.

“El gordo”, otro de sus entrañables seudónimos, fue un genuino porteño.

Nació en el barrio del Abasto, en 1914. A los 8 años perdió a su padre y su madre fue el sostén de la familia.

A los 10 años Aníbal descubrió el bandoneón, y su relación con el instrumento fue de amor hasta su último día de vida.

La atracción con “el fueye” comenzó de pibe cuando ensayaba con una almohada.

A esa edad ya era llamado de “Pichuco”, apodo impuesto por su padre, quien tenía un amigo con ese mismo seudónimo.

Si a los 10 años le pidió a su madre que le comprara un bandoneón, a los 11 debuta en un bar cerca del Mercado del Abasto.

Luego integró una orquesta de señoritas y a los 14 años formó su quinteto.

“Pichuco” recorrió el camino que hacían los jóvenes músicos en aquella Reina del Plata de los años 30: tocaba en cafetines y armaba pequeños conjuntos.

En 1937 logró formar su primera orquesta, que mantuvo hasta su muerte. El debut fue en una boite porteña histórica: Marabú.

Troilo fue un eximio ejecutante y brillante compositor.

Por su orquesta pasaron los más grandes cantores: Francisco Fiorentino, Floreal Ruiz, Edmundo Rivero, Raúl Berón, Alberto Marino, Jorge Casal y Roberto Goyeneche.

También grandes músicos, como Roberto Grela, Orlando Goñi, Kicho Díaz, Osvaldo Berlingieri, Ernesto Baffa, Raúl Garello, Julián Plaza y Astor Piazzolla.

Aníbal Troilo creó cerca de 60 tangos, instrumentales y cantados, que forman parte del patrimonio de la música ciudadana y, por qué no, de la cultura Argentina.

Le puso música a Barrio de tango, Che bandoneón, Sur, Romance de barrio, Responso, Desencuentro, La última curda, María, Garúa, Pa’ que bailen los muchachos, Discepolín…

Compartió sus composiciones con poetas ilustres: Homero Manzi, Cátulo Castillo, Enrique Cadícamo, José María Contursi Enrique Santos Discépolo, con quien compuso “Mi Tango Triste”.

Troilo fue y es Buenos Aires. Es de esos personajes que integran para siempre la mesa chica de la cultura porteña. Es una de las caras de la capital argentina, que incorporó su música para sentirse arropada.

Cada 11 de julio, fecha de su natalicio, se conmemora el Día Nacional del Bandoneón en homenaje al Bandoneón Mayor de Buenos Aires, como lo bautizó Julián Centeya en 1967.

El entrañable "Pichuco" partió a los 60 años  en una madrugada otoñal debido a un derrame cerebral.

Sin embargo, sus composiciones acompañan el día a día ajetreado que impone la Ciudad, mientras ella protege su sagrado legado cultural.

El 18 de mayo de 1975 murió Aníbal Troilo, bandoneonista, compositor y director de orquesta.

La historia también es noticia en Radio Perfil. Locución de Pita Fortín y guion de Andrés Ruíz. 

por Radio Perfil

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario