viernes 24 de junio de 2022
Perfil

2022: el loco, el tigre o la razón

PODCASTS | Por Edi Zunino | 31 de December 11:58

Dicen los que saben que, si soñaste una locura o con un loco, le juegues al 22. El loco, en el tarot, anuncia un porvenir desencajado, que también puede ser pura creatividad. En el horóscopo chino, 2022 va a ser el año del tigre de agua:  se trataría de un período lleno de trampas y peligros, por lo que la figura de este animal intenta enseñar el valor de la supervivencia a través de la racionalidad, porque el tigre, que es la mayor de las bestias, es un símbolo de fuerza, de fin de los males y de valentía. Pero, bueno, de esto seguro sabe más el Turco Asís. Por mi parte, creo que en lo imprevisible del futuro se justifican desde siempre los misticismos, los horóscopos y las apuestas, quitándole chapa y tiempo a la razón como único modo de trazar planes asequibles y convenientes porque reconocen bases de sustentación.
Es eso, precisamente, lo que no hace la Argentina desde hace demasiado tiempo. Y fíjense que terminamos este 2021 con un Presupuesto rechazado, un supuesto “plan plurianual” desconocido, un acuerdo con el FMI rodeado de secretos y en veremos… O sea, sin la más mínima idea de qué hacer, con todo librado a la bartola o la arbitrariedad de los gobernantes y la lucha por el poder poniéndose como de costumbre por delante, ya que, si somos unos quesos para definir el qué y el cómo, mejor sigamos empecinados en el quién. Hace un rato, Carlos Melconian señalaba un detalle no menor y muy interesante, que define de algún modo lo que nos pasa: “Si mirás el último bienio de las últimas administraciones, lo piensan más para durar y llegar que para dar alguna suerte de golpe de timón en términos de recuperar lo malo que dejó la primera parte”.

Uno de los libros más vendidos del año a nivel global fue escrito por la joven ensayista estadounidense Julia Galef y se titula, traducido al español, “La mentalidad scout”. Galef cuestiona el modo de razonar típico de occidente hasta el Siglo XX y dice:
“Mi término para la motivación es ver las cosas como son y no como desearías que fueran, ser o tratar de ser intelectualmente honesto, objetivo o imparcial, y tener curiosidad por lo que es realmente cierto. Gran parte del tiempo los humanos estamos en lo que yo llamo ‘mentalidad de soldado’, en la que nuestra motivación es defender nuestras creencias establecidas contra cualquier evidencia o argumento que pueda amenazarlos. Adopté este término porque la forma en que hablamos sobre el razonamiento en el idioma inglés es a través de una metáfora militarista. Tratamos de ‘apuntalar’ nuestras creencias, como si fueran fortalezas. Intentamos ‘derribar’ argumentos contrarios y pretendemos ‘perforar’ el otro lado. A esto llamo ‘mentalidad de soldado’, mientras que la "mentalidad de explorador" es una alternativa a eso, que lleva a buscar evidencia, a escuchar puntos de vista, a salir de la trinchera y conversar”.

Es decir: nada parecido a cómo termina el año en el Senado, por ejemplo, siguiendo con el ejemplo parlamentario, empatado numéricamente y judicializada su última sesión. Esta “mentalidad de soldados” no se da en medio de una guerra civil extemporánea, sino en pleno Siglo XXI y prontos a cumplir cuatro décadas corridas en democracia. Me anclo en el Congreso porque, se supone, es el ámbito de los consensos por excelencia. Sólo que, hoy, hasta el consenso es un concepto polarizado: los oficialistas consideran que consenso significa dejar hacer, mientras los opositores se plantan en que consensuar vendría a ser que el Gobierno deje de gobernar. Así, lo que se discute todo el tiempo son las funciones y las personas, y no las cosas.
Desde acá no vamos a hacer futurología. Menos en un país donde vivimos llenándonos la boca de futuro con casi el 70% de los menores de 19 años bajo la línea de pobreza. En todo caso, brindo porque de una vez por todas prevalezca la razón. La sensatez. La responsabilidad. El país.
Y más que nunca: ¡salud!

por Edi Zunino

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario