martes 22 de septiembre de 2020
Perfil

Autoritarismo argento: del botón rojo de Alberto a con Cristina, ni Justicia

POLITICA | Por Edi Zunino | 12 de August 11:54

Ayer nos fuimos a dormir con un récord de 241 muertos en el día y hoy nos desayunamos con un récord matutino de 84 muertos más. Ahí está el punto más dramático para entender que este momento no es cualquier momento y que actuar como actuamos en cualquier momento nos va a dar resultados pésimos. Insistir en las fórmulas que nos llevaron tantas veces al fracaso es llover sobre mojado, cuesta abajo en la rodada entre Guatemala y Guatepeor.

¿Cómo salir mejores de algo que va a salir mal? O sea: ¿si gana quién nos va a ir mejor dentro de lo mal que nos va? Porque el futuro será impredecible desde sus resultados concretos, pero no cabe duda de que vamos a salir de ésta y tampoco la hay en cuanto a que vamos a salir peor. En síntesis: con más pobres y con más muertos.

Eso que llamamos “La Grieta” es un resabio del pasado que nos congela todo el tiempo en el presente y nos deja sin chances ni ganas de planear el futuro. Ahora, en plena tensión de los 150 días para ver cómo sigue la cosa, la nueva versión de “La Grieta” ya invadió lo sanitario, es decir, el único aspecto en que parecíamos estar de acuerdo. Al fin parece que vamos derechito al pico de la curva y la política vuelve a imponerse en su peor versión: la de buscar, gruñendo desde el vamos, quién tiene la culpa del desastre que viene.

El presidente Alberto Fernández va a la discusión mostrando la hilacha. El manso dialoguista de pronto se asume dueño del “botón rojo” que baja todas las compuertas de la circulación social. Del otro lado, los efusivos republicanos amenazan con paralizar el Congreso Nacional porque la reforma judicial sería una evidente trampa para salvar a la vicepresidenta del país, que no está presa ni desterrada, sino ocupando un cargo al que llegó por elecciones limpias.

Una curiosidad: el oficialismo cuestiona a la oposición porque se niega a discutir esa reforma de modo remoto y considera que ese argumento es inconsistente, antiguo y antidemocrático. Pero el propio Gobierno frena la discusión regional por quién presidirá el Banco Interamericano de Desarrollo con exactamente el mismo argumento: que las cosas importantes deben discutirse de modo presencial.

Ya quedó sobradamente claro que “La Grieta” es más que nada un negocio politiquero de las dirigencias que se disputan el mango… El mango de la sartén, digo. Afecta la economía (en realidad, la falta de ella) y ahora amenaza la salud. Es una lucha permanente de egos, todos autoritarios, entre la libertad del no me importa y la solidaridad del no te creo.

Al común de los mortales les queda ponerse bien el barbijo. Sin que les tape los ojos, digo.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario