martes 22 de septiembre de 2020
Perfil

Uzcátegui: "En Venezuela el hambre se convirtió en un mecanismo de control social"

PODCASTS | | 10 de August 17:38

La etapa final del chavismo constituye un enorme experimento social de disciplinamiento, una dolorosa lección sociológica. El principal referente en materia de derechos humanos de aquel país explica cómo actúa el régimen de Maduro en materia económica, política y social, y especialmente la situación en materia de libertades civiles en tiempos de pandemia. En ese contexto, describe cómo se usa en su país la Justicia para cumplir con los fines del Ejecutivo. El neoautoritarismo es una categoría que recorre distintas posturas ideológicas. 

En la Argentina se utiliza la palabra Venezuela como verbo. “Venezuelizar” sería convertir a la Argentina progresivamente en una pequeña Venezuela, una “little Venezuela” como análoga a la “little Havana” de Miami. El verbo también lo utilizó Hugo Chávez: en su momento dijo que quería “venezuelizar” Cuba, pero ¿terminó cubanizando Venezuela? 

En años anteriores, Venezuela se vendía como modelo para toda la región, debido a la estabilidad de su sistema democrático. También a su economía, que había permitido una modernización exprés. Con Hugo Chávez en el poder, se empezó a hablar sobre la posibilidad de que nos acercáramos a la situación de la isla. Los venezolanos éramos escépticos al respecto, fuimos incrédulos, porque veníamos de diferentes fases de crecimiento. Además, estábamos viviendo un momento importante de aumento de los ingresos, por la venta de petróleo a nivel internacional. Estábamos siendo testigos de una creciente fase de autoritarismo dentro del gobierno de Hugo Chávez, esa era la causa del escepticismo. Hoy llegamos a una lamentable realidad. La situación histórica y socioeconómica entre Cuba y Venezuela no es absolutamente similar, pero sí hay muchísimas coincidencias. Además, está comprobado que funcionarios cubanos le ofrecen muchos servicios de inteligencia al gobierno de Nicolás Maduro. Se vive una crisis económica tal que obligó a más de 4 millones de venezolanos a huir del país. Primero fue como “balseros del aire”, una metáfora que recordaba a Cuba, pero después de manera desesperada. Hay personas que se fueron caminando. En nuestro país no existe una perspectiva de futuro. Así que la situación de derechos humanos para una organización como en la que estoy, que tiene más de treinta años de funcionamiento, no había sido tan grave como la que estamos viviendo actualmente. Lamentablemente, todos los indicadores en materia de derechos sociales, pero también de derechos políticos, son los peores de las últimas décadas. 

Mirá la entrevista completa de Periodismo Puro.

 

)

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario