domingo 7 de agosto de 2022
Perfil

Rainer Zitelmann: "Está mal enfocarse en la desigualdad, es mucho más importante centrarse en la pobreza"

PODCASTS | Por Jorge Fontevecchia | 08 de June 18:30

El empresario e historiador alemán, que está de gira por Latinoamérica, difunde las ideas del capitalismo de libre mercado por todo el mundo: la historia evidencia que el capitalismo funciona y el socialismo no. Apoya la idea de Javier Milei de eliminar el Banco Central y sugiere que en Argentina deberían realizarse reformas laborales, reducir impuestos y disminuir la regulación estatal.
 

En su libro habla de la intervención del Estado como una barrera al crecimiento, dice: “Limitar la intervención del Estado es crucial para aumentar la prosperidad”. ¿Cómo sería una economía sin Estado?
Sí, por supuesto se necesitan los Estados para establecer algunas reglas para el juego, pero no para involucrar a la economía, no para ser un jugador, sino solo para establecer las reglas. El Estado es muy importante para la economía, pero debe limitarse a sus tareas.

¿Cree que la política distorsiona la economía?
No siempre, pero en muchos casos. Y hoy, dondequiera que miremos en el mundo, ya sea en Alemania, ya sea aquí, especialmente en América Latina, el Estado es demasiado activo en la economía. Creo que el Estado debería enfocarse en sus tareas, como la seguridad y tal vez la infraestructura, pero no en la economía. Creo que el Estado es demasiado fuerte. ¿Debería ser débil y es demasiado débil o debería ser fuerte?

Y en el caso de Alemania, donde los socialdemócratas hace cuarenta años crearon un Estado, ¿cree que interviene mucho en la economía, demasiado?
A veces sí, a veces no. Las mejores reformas a favor del mercado en Alemania fueron realizadas hoy por el socialdemócrata Gerhard Schroeder. No me gusta mucho porque trabaja para Putin, pero en ese momento, a principios de 2000, bajó los impuestos del 53% al 42%. Hizo muchas reformas del mercado laboral, y fue una de las mejores oportunidades para nosotros en la economía que hemos tenido, era socialdemócrata y Angela Merkel no hizo ninguna reforma. Así que no se trata solo de ser socialdemócrata o no, tiene algo que ver con el tiempo. Los años 80 y 90 fueron buenos tiempos para la reforma a favor del mercado en todo el mundo. Fue en el Reino Unido con Maggie Thatcher, en los Estados Unidos Ronald Reagan, en China Deng Xiaoping, también fue en los 90 aquí en Argentina. Estaba en todas partes del mundo, pero hoy la situación es diferente. Hoy no tenemos en casi ningún país reformas en la dirección de nuestro mercado, pero en todas partes hay más Estado.

En la introducción de su libro establece que tanto el sistema socialista como el capitalista de libre mercado nunca han sido aplicados de manera pura, sino como versiones intermedias o diluidas. ¿Es posible la aplicación de un sistema capitalista puro?
No, no lo creo. Y no es que soy un libertario utópico que quiere un capitalismo puro. Lo compararía con una combinación de tubos de ensayo. Hay dos ingredientes, mercado y Estado o capitalismo y socialismo. Es muy importante la relación entre ambos pero más importante es cómo cambió la relación. Tal vez pueda explicar que eso no es tan abstracto. En China, en 1981, el 88% de la población vivía en extrema pobreza, hoy es menos del 1%. ¿Cómo pasó eso? Porque Deng Xiaoping introdujo la propiedad privada de todos los elementos de la economía de mercado. Así que puso más mercado en el tubo de ensayo. El otro ejemplo, Venezuela en 1971 era de los veinte países más ricos del mundo, luego empezaron en los 70 con mucha regulación del mercado laboral, estas cosas. Y luego, por supuesto, todos saben aquí, en 1999 Hugo Chávez llegó al poder, primero había mucha gente muy entusiasmada con el socialismo del siglo XXI. Pero lo que hizo fue poner más Estado en el tubo de ensayo, y lo que pasó, lo que pasa hoy, hay inanición, hambre, el 10% de la población huyó de Venezuela. Y estos son solo dos ejemplos. Otro ejemplo es Chile, hicieron reformas promercado y ya sea que haya socialistas o gente de centroderecha en el poder, más o menos en las últimas décadas, tenían una verdadera política capitalista y era buena para la gente de Chile. Creo que sus condiciones de vida mejoraron y están mucho mejor que las personas en la mayoría de los demás países de América Latina. Así que esto es lo que quiero decir con más capitalismo. Pero no es que yo quiera pura economía 100% capitalista. Creo que no existe en ninguna parte del mundo.

Escuchá la entrevista completa en Radio Perfil FM 101.9.

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario