miércoles 5 de octubre de 2022
Perfil

Por qué ahora Mauricio Macri ya no niega que quiera volver al poder

PODCASTS | Por Gustavo González | 01 de November 10:01

Mauricio Macri no sabe de verdad si va a ser candidato presidencial en 2023, pero esta semana terminó de decidir que eso es lo que va a dejar que se piense a partir de ahora.

Hasta hace un mes, su estrategia comunicacional impartía que cada vez que él o sus voceros hablaran al respecto, transmitieran la sensación de que no lo haría en un 90%, dejando en un 10% la puerta abierta a que finalmente lo fuera a hacer.

Hoy esa ecuación varió: seguirá sin haber confirmación de una candidatura, pero ya no se dejará trascender que se trata de una posibilidad demasiado lejana.

Hay dos motivos que esgrimen para justificar el giro. Uno es la necesidad de “no dejar tan solo a Horacio”, explicando que, si Macri se corriera ahora, Rodríguez Larreta quedaría expuesto a los ataques del oficialismo, teniendo en cuenta su condición de primer presidenciable de ese espacio. El segundo motivo es más urgente y personal y quedó reforzado esta semana tras ir a declarar en la causa por el supuesto espionaje a los familiares del Ara San Juan, se trata de su temor a que, corriéndose ya de esa batalla electoral, su figura se debilite y su libertad se ponga “a tiro de algún juez kirchnerista”.

Es esta motivación judicial la que en realidad hace replantear el futuro político del ex presidente. Macri está convencido de que su contraparte en la grieta, Cristina Kirchner, promueve una avanzada judicial en su contra para poner a ambos en un pie de igualdad en materia de corrupción. Según cree Macri, Cristina Kirchner luego buscaría un “acuerdo de impunidad” que los salve a ellos y a sus hijos. Ese es el mayor temor que Macri les confiesa a los suyos, que en pos de igualar conductas el cristinismo también vaya por sus descendientes.

Paranoico o no, Macri comparte con Cristina la certeza de que el otro está detrás de las causas judiciales en su contra. Ellos son dos pasados presentes que se retroalimentan mutuamente con la sensación de que si uno de ellos desapareciera, el otro se quedaría sin futuro. Son dos duelistas que no aceptan que aún ganando, cada vez ganan menos y cada vez todos perdemos un poco más.

por Gustavo González

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario