viernes 24 de junio de 2022
Perfil

Pobrismo, pobreza, popular: el conflicto social atraviesa Juntos

PODCASTS | Por Edi Zunino | 08 de February 11:10

Me vienen pareciendo súper interesantes los artículos de Hérnán Iglesias Illa en la revista digital “Seúl”, que él mismo dirige como articulador del debate de ideas que se está dando dentro del PRO y que irradia disparadores hacia el conjunto de la coalición opositora. Puede sonar extraño, pero en esos espacios intelectuales, originados en el macrismo desde que fue gobierno, hay lugar para los argumentos, la crítica, la autocrítica y el contraste sin complejos de las distintas posturas políticas, económicas y filosóficas que conviven ahí, tantas veces con evidentes tensiones.

En la última edición de “Seúl”, Iglesias Illa entrevistó a uno de los personajes que vienen en ascenso, como es la ministra de Desarrollo Social porteña, María Migliore, que, con sus 36 años, representa a una nueva generación de funcionarios-militantes que pretenden perforar las lógicas de los prejuicios y sectarismos partidarios para poner el eje de su actividad en la búsqueda de soluciones a los gravísimos problemas que afectan a las personas comunes. Migliore, por ejemplo, reivindica la llamada “economía popular”, sector informal en el que sobreviven 7 millones de personas; rechaza la grieta, por considerarla el origen de todos los males; y cuestiona términos como el “pobrismo”, instalado sobre todo por Miguel Ángel Pichetto para cuestionar el pésimo efecto cultural y social de los planes sociales eternizados y superpuestos como en capas geológicas.     

Dice Migliore:
“No me gusta nada el término “pobrismo”, principalmente porque es un concepto irreal, alejado de la realidad cotidiana de lo que quiere o siente alguien que vive en un barrio popular. Miguel Pichetto, a quien valoro y del cual aprendo mucho, lo usa mucho, lo he hablado con él. Comparto la idea que él tiene de que necesitamos recuperar una institucionalidad que integre a partir del trabajo, un sueño nuevo de progreso para el siglo XXI, que sea real y accesible para todos. Pero mi experiencia concreta de caminar y compartir con quien viven en esos barrios muestra que lejos de no haber esfuerzo, en los barrios populares todo cuesta más, el esfuerzo que se hace para poder salir adelante es gigantesco. Y lo más triste es que muchas veces no da resultado”.

Y agrega: 
“Cómo miramos la realidad define caminos: integra o separa. Yo prefiero integrar. Reconocer ese esfuerzo, reconocer la deuda que el Estado tiene, y desde esos valores generar condiciones de desarrollo. Reconocer ese valor no quiere decir querer perpetuar esa realidad o sacralizar la pobreza, quiere decir transformar haciéndolo parte, resignificando una historia, un proceso doloroso que también tiene cosas positivas a ser rescatadas”.
Las palabras de esta joven ministra parecen fuera de programa en el discurso y el marketing que definen al PRO en su presencia pública. De hecho, el ímpetu con que se trabaja y se construyen espacios de contención en los barrios populares porteños desde el Estado suele tener muy poca prensa, con el objetivo deliberado de evitar rechazos en los sectores medios/altos de la sociedad que constituyen la crema electoral del oficialismo en la Capital Federal. Decir que las relaciones con los curas villeros que reverencian al Papa Francisco o los piqueteros de Juan Grabois son excelentes puede herir ciertas susceptibilidades de clase, que aprovecha muy bien Javier Milei al meterlos a todos en la misma bolsa de “la casta”.

Dice Migliore:
“Yo creo que la grieta es uno de los problemas fundamentales que tenemos en la Argentina, y que es mucho más profunda que una cuestión coyuntural. Hay tensiones entre distintas miradas de país posible y me parece que nosotros, desde Juntos por el Cambio, tenemos que superar eso. Tenemos que tener un proyecto que sea de futuro, que esté integrado al mundo pero que también tenga un componente muy fuerte de inclusión social. Hay en Argentina una división más grande y creciente entre quienes están integrados al sistema y quienes no lo están y nuestra principal ocupación tiene que ser cómo generar un proyecto político de desarrollo que tenga, como punto de partida, este objetivo de integrar a quienes hoy están afuera”.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario